Karla Horna Opinión

Aceptar el reto, vivir el juego

Perú es un país con futuro. Ese futuro lo hacemos todos, el escenario y posturas variopintas de nuestra coyuntura crean una «diversidad» única cuyo desafío es el tan ansiado y necesario consenso que nos lleve al progreso moral y económico. Hay riqueza en la diversidad y del caos salen nuevas luces de soluciones. El positivismo, realismo y proactividad marcan la diferencia junto con el conocimiento bien empleado pensado en la colectividad, logra el añorado “bien común” que merecemos.

Nos guste o no, el éxito o fracaso del Gobierno vigente repercute en nuestras vidas y labor empresarial. No podemos ser indiferentes y tampoco depender exclusivamente de la política. Ser conscientes que nadie nos arreglará la vida sino asumir nosotros mismos con hidalguía, responsabilidad y liderazgo de nuestro futuro personal y profesional. Somos dueños y maestros de nuestro futuro, somos nuestras decisiones. Las empresas son una extensión de nuestro SELLO PERSONAL, NUESTRO ADN EMPRESARIAL. Como empresarios la empresa que constituimos es una extensión de nuestros valores; asumimos un compromiso propio y externo con las empresas, colaboradores y país, también es deber exigir lo justo y necesario al Estado de Derecho que pertenecemos.

El Pueblo demostró su Poder al salir a las calles; ese poder también es de los emprendedores y empresarios artífices y protagonistas de grandes cambios. Nuestras decisiones empresariales tienen un impacto real en el Perú. La verdadera fuerza económica del Perú son los emprendedores y empresarios de valor que han demostrado garra y coraje frente a coyunturas adversas, surge el verdadero poder empresarial de valor. Urge consolidar una SOLIDA CULTURA EMPRESARIAL nueva, fascinante e innovadora que no sea solo de aplausos; sino de hechos y de grandes realidades tangenciales que inevitablemente nos llevará a la riqueza moral y económica.

Esto implica generar, fortalecer una serie de «destrezas y estrategias empresariales» y altos cánones de valor en nosotros reflejados en nuestra labor empresarial. Congruencia perfecta entre lo que se pregona y se hace generando avances medibles. Todo va desde el ejemplo de los Socios hasta el menor cargo dentro de la empresa. Todos somos líderes en potencia. Potenciemos actos y políticas valerosas en la lucha anticorrupción y más. No es solo adoptar normativa legal vigente lo cual es válido y necesario; sino interiorizar el deber moral de lo que es correcto.

Ir del YO al NOSOTROS lo cual traerá inevitablemente éxito integral sostenible. Todo es visión y estrategia amorosa y solidaria en generar riqueza íntegra. Ser más fuertes, con voz racional, critica y consiente de la realidad: a dónde queremos ir empresarialmente y trascender en el país.

Hechos sinceros valen. Que nuestra labor empresarial dignifique al país que le ha declarado la guerra a la corrupción y más pesares que azotan al desarrollo. No desunión, no ideal vano o afinidad política; es crear una forma de vida consciente, tolerante y EMPRESARIALMENTE VALIOSA. Este partido lo ganamos o perdemos todos; sin héroes ni víctimas. Es la labor empresarial y emprendedora con valor la verdadera fuerza de progreso integral del Perú. Asumamos esta responsabilidad e implantemos una nueva cultura de valor empresarial peruana rumbo al Bicentenario. Existe gran calidad empresarial peruano, el momento es ahora de demostrar todo su esplendor.

ACEPTAR EL RETO, VIVIR EL JUEGO EMPRESARIOS Y EMPRENDEDORES RUMBO BICENTENARIO

Karla Cynthia Horna Urday.
Trabajo y premios a nivel sector público y privado por su labor emprendedora. Participación en la lucha anticorrupción. Difusora productos bandera peruanos. Autora de «emprende desde el ser; sé un emprendedor solidario» su obra próxima a publicarse y actualmente viene difundiendo su visión de éxito integral y economía colaborativa a través de “empresarios de valor”.

1 comment on “Aceptar el reto, vivir el juego

  1. Palabras con mucho sentido: Empresarios y emprendedores, asumamos nuestras responsabilidades e implantemos una nueva cultura de valor empresarial peruana rumbo al Bicentenario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: