Opinión

Adaptabilidad: cualidad de un buen líder

El liderar personas es uno de los temas que más esfuerzo demandan, claro si quieres hacerlo bien, luego en el tiempo, con la experiencia, lo aprendido en las aulas y consejos recibidos de las experiencias de otras personas se va haciendo más llevadero pero siempre hay que dedicarle tiempo y ganas. Son muchos factores los que suman para lograr una buena gestión, ahora solo comentare uno: Adaptarte.

En los años que tengo trabajando me han tocado varios tipos de jefes, algunos líderes, algunos dictadores, algunos con memoria selectiva, algunos que les gustaba el piloto automático, otros sin palabra, pero una de las característica más importante que aprendí y que aplico siempre es ADAPTARSE.

Adaptarse al nuevo jefe: Te toco un nuevo jefe, pues observa, pregunta, escucha y busca las cualidades / conocimientos de los cuales puedas aprender, será la mejor forma de llevar la relación, de darle un lugar de respeto, de seguro tú sabrás detalles que él no conoce, o serás más hábil en algunos temas, pero lo han elegido tu jefe, uno no elije su jefe, entonces tienes que ADAPTARTE y dar lo mejor de ti mientras trabajes con él, hasta de los malos jefes se aprende: se aprende que no hacer, se aprende como se pueden llevar los proyectos mal, se aprende cómo no liderar equipos. Y si te tocó uno muy bueno, pues tienes que ser la esponja que absorbe todo, preguntando, observando, escuchando y creciendo profesionalmente y en el lado personal siendo mejor persona cada día.

Adaptarse al nuevo equipo: Te toca liderar un equipo ya formado, entonces lo primero es escucharlos, preguntarles, darles su espacio, poco a poco ganar su confianza para lograr conocerlos, conocer la cultura de la empresa, conocer esos detalles que se han formado en el tiempo y que mantienen esta organización, de hecho que todo es mejorable, pero primero conoce, luego ya con conocimiento de las personas, la cultura y la organización, podrás reordenar, reorganizar, cambiar funciones, adaptar la organización a los objetivos que tienes, a los objetivos que te han encargado y que debes lograr. El mayor de los éxitos será reorganizar la empresa adecuándola para los objetivos con el menor impacto posible y las personas totalmente enfocada en los objetivos, con muchas ganas de hacer cosas y motivadas,  y cuando digo el menor impacto posible  me refiero a tener que sacar a alguien o que alguien se sienta muy golpeado. 

Una de las enseñanzas que siempre recuerdo es la recomendación que me hizo un antiguo jefe: Las personas por defecto son buenas, son pocas las personas malas, si encuentras una persona mala (esas que actúan con malicia, buscando hacer daño a los demás) tienes dos opciones: ir en camino opuesto a esa persona (no la mantengas a tu costado), o darle un buen golpe y sacarla del camino (despedirla). Las personas en su mayoría deciden su actuar buscando las mejores soluciones según sus conocimientos y experiencia se equivocan, pero buscaban lo mejor, por eso hay que ponerse en sus zapatos, analizar ¿porque tomo ese camino?, cuál fue su raciocinio y entonces recién podrás evaluar lo sucedido. Por eso hay que conocer a las personas, para que como jefe puedas definir tu actuar con cada persona, podrás enfocar tu esfuerzo en mejorar esas debilidades que tienen y reforzar los temas en los que ves potencial.

Y otro tema importante al conocer a las personas es definir qué quiere la persona: 

Personas que quieren un trabajo no complicado, que no quiere complicarse, que quiere que alguien le diga que hacer, no quiere hacerse responsable de nada, quiere su sueldo a fin de mes, tendrás que darles trabajo totalmente operativo, donde está todo definido, que tienen siempre un supervisor a quien preguntar cuando pase algo distinto a lo usual.

Personas que tienen conocimiento y/o experiencia, quieren hacer cosas, pero tienen miedo, ayúdale, transmítele confianza, que se sienta respaldado si se equivoca y conversar mucho para que mejore y decida, toma tiempo, pero una vez que empiece a ganar confianza y experiencia será de las mejores en tu equipo.

Personas que se sienten las dueñas del saber, dueñas de la verdad, nada humildes, primero asegúrate que tiene el criterio y conocimiento adecuado para el puesto que le tocara o acotar su actuar a su perfil e irlo soltando con más responsabilidades según vaya creciendo su experiencia y conocimiento, pues las decisiones que tome las tendrás que secundar, limpiar el desastre si se equivoca, y seguido aplicar feedback para que mejore y lograr que no vuelva a suceder. 

Personas con conocimiento y experiencia, son tu mejor apoyo, déjalas ser, dile que es lo que esperas de ellos, y ellos te dirán que hacer y cómo hacerlo, y si saben más que tú pues felicitarlos, darles toda tu confianza para que cuando algo salga mal te comenten y juntos busquen la solución. 

“El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada” (Goethe), es totalmente valido, pero: si alguien se equivoca una vez en un tema, está dentro de lo normal, se equivoca dos veces en el mismo tema es preocupante, si se equivoca tres veces en el mismo tema ¡tienes un problema!, y de seguro algo tienes que mejorar tú como líder.

Franz Ávila Velásquez.
Gerente General de Agencia de Cobros KasNet SAC. Culminó sus estudio de Ingeniería Industrial en la PUCP. Estudió Executive MBA en CENTRUMPUCP Business School y MBA en Tulane University – A.B. Freeman School of Business. 25 años de experiencia en Banca, Finanzas e Inclusión Financiera. Amplia experiencia en desarrollo de proyectos, procesos de transformación, gestión del cambio y reorganización interna.

1 comment on “Adaptabilidad: cualidad de un buen líder

  1. Jorge Juárez Valdivieso

    Muy interesante, agradeceré me llegue otros temas
    jjuarezvaldivieso@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: