Aldo Corvetto Opinión

Sobre feriados y días no laborables

En nuestro país, el 1° de noviembre de cada año, fecha en que se conmemora el Día de Todos los Santos, es un día feriado no laborable, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 6° del Decreto Legislativo 713.

La norma en mención establece, en su artículo 8°, que los trabajadores tienen derecho a percibir por el día feriado no laborable la remuneración ordinaria correspondiente a un día de trabajo.

En tal sentido, consideramos importante mencionar que la Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el expediente N° 04539-2012-PA/TC, señala que las labores que, por su naturaleza, deben ser desarrolladas de forma continuada, son las únicas en las que el empleador puede disponer turnos de trabajo incluso en feriados no laborables. Por ello, se declara inconstitucional que, en otros casos, el empleador sancione a trabajadores que se nieguen a trabajar en un día feriado no laborable.

Por otro lado, el Decreto Supremo N° 002-2019-PCM de 3 de enero de 2019 declaró día no laborable compensable a nivel nacional, en forma obligatoria para los trabajadores del sector público, y en forma opcional para el sector privado, el jueves 31 de octubre de 2019.

Pero ¿cuál es el tratamiento legal de este día? Se trata de un día no laborable de carácter obligatorio para el sector público y opcional para el sector privado.

El Ministerio de Trabajo emitió un comunicado en el mes de mayo de 2008, por el cual precisó que la declaración de días no laborables constituye, en la práctica, una autorización para no laborar a los trabajadores, pero no un impedimento para hacerlo, salvo en las actividades económicas de especial relevancia para la comunidad y en los servicios mínimos en las empresas.

En el caso del sector privado, las horas dejadas de trabajar en el día no laborable, serán recuperadas mediante acuerdo específico entre el empleador y sus trabajadores, en el cual se deberá de establecer la forma cómo se hará efectiva la recuperación del día dejado de laborar. A falta de acuerdo, decidirá el empleador.

En la práctica, se presentan las siguientes opciones para el jueves 31 de octubre de 2019:

  1. La empresa decide trabajar en forma ordinaria, motivo por el cual los trabajadores laboran en forma normal y perciben sus remuneraciones en forma ordinaria, por lo que no tienen días ni horas que compensar;
  2. La empresa decide no trabajar y que los trabajadores no compensen las horas dejadas de trabajar, motivo por el cual los trabajadores, al no laborar, no perciben la remuneración correspondiente al día no laborado.
  3. La empresa decide no trabajar, y los trabajadores deben compensar el día no laborado, percibiendo sus remuneraciones en forma normal, al haber recuperado las horas dejadas de trabajar.
  4. La empresa decide trabajar, y los trabajadores, que ese día debían de gozar de su descanso semanal obligatorio y no tienen un descanso sustitutorio, perciben sus remuneraciones con la sobretasa del 100%.

En consecuencia, en el sector privado, cada centro de trabajo deberá decidir si se trabaja el jueves 31 de octubre de 2019 o, por el contrario, si no se trabaja, si los trabajadores van a recuperar o no el día dejado de laborar.

Aldo Fabrizio Corvetto Salinas.
Abogado por la Universidad de Lima. Candidato a Maestro en Derecho del Trabajo por la Universidad de San Martìn de Porres. Docente de la Carrera de Derecho de la Universidad de Lima, a cargo de los cursos de Derecho Laboral Parte General y Derecho Procesal del Trabajo. Tutor de la Oficina de Emprendimiento de la Universidad de Lima. Profesor Asesor del Círculo de Derecho Laboral de la Universidad de Lima. Miembro fundador de BNI Acacia.

0 comments on “Sobre feriados y días no laborables

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: