María Palma Peña Jiménez Opinión

Las uvas sin plan “B”

Terminamos el año casi como lo empezamos, con el mismo presidente en funciones desde hace más de 18 meses.

Comienzo a pensar que España es un país estupendo y más fuerte de lo que pensaba: el país funciona porque son muchos los ciudadanos que cada día levantan la persiana de su establecimiento y trabajan de manera responsable para sacar su negocio adelante; somos muchos los que continuamos haciendo nuestra labor como si todos los demás también lo hicieran; son, en definitiva, los ciudadanos de este país quienes trabajan para un futuro mejor para sus hijos y para ellos mismos y lo hacen bastante bien. Por esto seguimos funcionando como lo hacemos, a pesar de la falta de gobierno y de los “en funciones”.

Publicada hoy mismo el periódico “El Español” un artículo bajo el título “La Moncloa se cae a trozos” en el que narraba las averías de calefacción, agua o luz, pero venía al pelo la expresión como metáfora del inquilino más importante, D. Pedro Sánchez, protagonista del deterioro. Empecinado en pactar con los separatistas y al albur de lo que decida, desde la cárcel, Junqueras. Así las cosas, tomaremos con paciencia las uvas de las 12 de la noche del último día del año según la tradición, esperando que las uvas de la suerte obren algún milagro y hagan cambiar de rumbo a nuestro presidente.

Este pueblo que levanta todos los días la persiana de su negocio y que ha sabido trabajar durante más de 40 años codo con codo para labrarse un futuro, no se merece que todo lo conseguido se tire por la borda.

“Unidad en la diversidad” ha sido una petición recurrente de nuestro reyes, D. Juan Carlos I y ahora su hijo, el rey Felipe VI, aludiendo a nuestra riqueza diferencial que nunca debe suponer ruptura o enfrentamientos, sino variedad en la diversidad. Seguiremos pidiendo y deseando que el nuevo año nos traiga un presidente digno de este gran país que sepa unirnos en la diversidad y aunar nuestras diferencias en la riqueza y nunca en el enfrentamiento. Estos son los deseos que le pediré a las uvas el 31 de diciembre, junto con los mejores deseos para mis queridos hermanos peruanos.

Feliz año 2020 para todos.

María Palma Peña Jiménez.
Doctora en Comunicación por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (España). Licenciada y Máster por la Universidad de Salamanca. Directora del Máster Universitario en Protocolo, Comunicación Institucional y Organización de eventos y Coordinadora a su vez del Grado en Protocolo, Organización de eventos y Comunicación de la URJC. Autora de numerosos artículos científicos centrados en el análisis pragmático del discurso, sobre todo del discurso político, la comunicación política y la educomunicación.   

0 comments on “Las uvas sin plan “B”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: