Edward Chávez Opinión

Agua Potable: Una necesidad que exige mayor atención

El agua es un recurso vital para la humanidad. Este elemento ha jugado un rol trascendental en la formación y desarrollo de las grandes civilizaciones.

La historia universal nos recuerda que las primeras civilizaciones fluviales, hace más de 5.000 años, progresaron gracias a su localización geográfica en los valles de grandes ríos. Así es como nace Mesopotamia, formada entre los ríos Tigris y Éufrates; Egipto creció a lo extenso del río Nilo; en el Valle del Indo, conformado por los ríos Indo y Ganges, se desarrollaron muchísimos pueblos y ciudades en la zona que en la actualidad conocemos como Pakistán y la India occidental; y finalmente la China que su economía se basaba en la agricultura y la pesca gracias al inmenso aporte del río Amarillo, que recorre toda su geografía.

Actualmente, las ciudades modernas se establecen en los alrededores de ríos, lagos, manantiales entre otras fuentes superficiales de agua. Por ejemplo, Buenos Aires en el valle del río de La Plata, Lima que se fundó en el valle del río Rímac y así en otros casos.

Hoy, se vive una realidad en la que el agua es un bien natural muy poco valorado. Tenemos suficiente agua dulce en el planeta para abastecer a todos pero su distribución no es la adecuada. Según cifras de las Naciones Unidas, se espera que para el año 2050 al menos un 25% de la población mundial viva en un país con escasez crónica de agua dulce, incrementando la pobreza, el hambre y la desnutrición. Afortunadamente, se han logrado avances en la última década y más del 90% de la población mundial accede al agua potable.

Existe una gran brecha sobre el acceso al agua potable que requiere mayor atención por parte de los gobiernos del mundo. UNICEF en conjunto con la Organización Mundial de la Salud presentaron el año pasado el informe “Avances en el agua potable, el saneamiento y la higiene 2000-2017: enfoque especial en las desigualdades”, donde muestra que, en el mundo aún hay 2.200 millones de personas que no cuentan con acceso a agua potable de forma segura, 4.200 millones carecen de servicios de saneamiento y 3.000 millones no tienen las instalaciones básicas para el lavado de manos.

La población mundial va a crecer de 7.000 millones a 10.000 millones en el 2050 y en consecuencia la demanda de agua será mucho mayor. Y sin acceso fácil al agua potable muchas comunidades quedarán en la pobreza.

En el caso del Perú, somos un país muy privilegiado en cuanto al agua, el 5% del agua que hay en el mundo cae en el Perú, vale decir, tenemos realmente mucha agua. Sin embargo, de ese 5% el 97.2% se va a la Cuenca Amazónica, es decir que de toda la lluvia que cae desde la cumbre de los Andes hacia el Oriente, sale por el Brasil a través de la cuenca y se va al Océano Atlántico. Solo el 2.2% de ese 5% se va a la Cuenca del Pacífico (zona donde hay 21 millones de habitantes), y una tercera Cuenca en el Lago Titicaca que corresponde al 0.6% de ese total.

Fuente: Autoridad Nacional del Agua

Existen muchos problemas para el abastecimiento del agua, debido a que la mayor fuente acuífera está en el oriente y la mayoría de la población se concentra en la costa. Entonces, por la dispersión y la difícil geografía es mucho más complicado llevar el recurso hídrico ya que se requiere de más infraestructura para poder hacerlo. A esto hay que agregar que el desperdicio del agua llega al 40%, y es justamente la población costeña, que está en una zona árida, la que es más inconsciente sobre el cuidado del agua.

En cuanto a los usos del agua en el Perú, la agricultura utiliza el 89% de ese total de agua que cae en nuestro territorio, el agua potable utiliza el 9%, la industria 1% y la minería también 1%. En el 89% que utiliza la agricultura el 65% del agua se desperdicia, es decir la agricultura es sumamente ineficiente en el uso del agua, porque existen malas prácticas de riego, al hacerse por inundación como siempre se ha hecho en el país y eso incide fuertemente en el mal uso del agua; mientras que el riego tecnificado permitiría regar 2.5 veces la actual área bajo cultivo.

Todo esto nos lleva a que la tercera parte de la población en el Perú no tiene acceso al agua potable. A pesar de que ocupamos el puesto 20 en cuanto a disponibilidad hídrica en el mundo. En muchos casos, como en Lima, hay poblaciones que se han asentado informalmente, incrementando el costo de suministro de agua.

Hay quienes dicen, por desconocimiento, que el agua potable debe ser gratis, que debe ser una donación del Estado, y esto no es correcto. El Ing. Luis Chang Reyes (experto en el problema del agua) señala que “el agua potable es un producto industrial y no un bien natural”; ya que el agua natural tiene que pasar por todo un proceso industrial para convertirse en agua potable, y eso obviamente tiene un costo.

En Lima Metropolitana tenemos una de las principales plantas como La Atarjea, donde se capta el agua del río Rímac, a través de conductores se lleva a unos presedimentadores, luego a unos sedimentadores, un proceso de filtración, proceso de agregados químicos y cloración para que el agua llegue a una población de más de 10 millones de habitantes. Y esa es una tarea muy grande porque tiene que llevar agua bajo presión y calidad.

Tenemos diversos problemas por el agua, el 70% de los desagües se pierden no se reutilizan, las empresas de agua se encuentran quebradas, el 50% de las enfermedades son por falta de agua, las personas sin agua potable pagan seis veces más porque se abastecen de privados, SEDAPAL pierde el 30% del agua producida, deterioro de infraestructura, entre otros.

¿Qué se debe hacer?

1.- Urgente reorganización del sector de agua y saneamiento, evitar el manejo político por los gobiernos de turno. El sector de agua no solo necesita inversión e infraestructura sino una Gestión Administrativa Sostenible.

2.- El gobierno debe destrabar los proyectos y estos salgan con celeridad adecuada para que se traduzcan en infraestructuras.

3.- Conformación de proyectos comercialmente atractivos con rapidez para atraer la inversión privada.

4.- Mayor efectividad por parte del Estado para el gasto público en obras. Hay mucho dinero que destinar, pues el Plan Nacional de Saneamiento 2017-2021 alcanza los US$ 16,000 millones, monto que debe transformarse en infraestructura.

5.- En Lima se requiere un plan B para la planta de La Atarjea porque en caso de emergencias ésta colapsa dejando zonas de la capital sin agua. Una alternativa son las desalinizadoras, como la que se proyecta en el sur.

6.- Creación de sistemas de reutilización de aguas residuales para futuros proyectos urbanísticos y en la agricultura, lo cual permitiría reducir hasta en 50% el gasto indiscriminado de agua potable.

7.- Creación de un Centro de Estudios del Agua en el Perú en el ámbito privado.

El agua es un recurso vital, cada vez más escaso, y que requiere mayor atención.

Edward Chávez. 
«Ingeniero Civil USMP».

1 comment on “Agua Potable: Una necesidad que exige mayor atención

  1. Que buena apreciacion del recurso del agua para el futuro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: