Opinión Víctor Velásquez

La novela histórica

Hay varias fórmulas para formular una novela histórica o bélica. Nos dice David López Cabía, joven y exitoso escritor que “la acción va a ser un elemento fundamental. Hay que narrar con toda clase de detalles las explosiones, el color de los mortíferos destellos que rasgan el aire a gran velocidad, el desquiciante tronar de los cañones o el temblor que sienten los soldados bajo sus pies cuando se acercan los carros de combate enemigos (…) No limitarse a la batalla. Los sentimientos son claves. Hay que ponerse en la piel de un soldado de la época y tratar de reflejar los miedos que le afligían.

Ken Follet, nacido en Gales en 1949, es el mayor autor de novelas históricas de la actualidad. Sus  libros más destacados son “The Pillars of the Earth”  (1989) y la segunda parte de esta serie, “World Withaut End” (2007). Recientemente publica la triologia “The Century” (2010-2014) compuesta por “Fall of Giants”, “Winter of the World” y “Edge of Eternity”.

Bernard Cornwell, publica “Las sagas del fusilero Richard Sharpe”, situada en las Guerras Napoleónicas y  “Sajones, Vikingos y Normandos”. A decir de los entendidos son las más populares de este británico escritor tanto que han sido llevadas a la televisión con gran éxito.

Robert Harris, es autor inglés de “Pompeya” (2013) y la trilogía de Cicerón, iniciada en el2006, aún en proceso de culminación y ya con dos títulos: “Imperium” (2006) y “Conspiracy” (2008).

Collen Mccullought, australiana, autora de “El Pájaro Espino. Inicio en 1990  su zaga  de novelas históricas “Masters of Rome, que dejo en siete libros publicados sobre el Imperio Romano.

Taylor Caldwell, su relato “La Columna de Hierro”, sobre la vida de Marco Tulio Cicerón, consagro a esta autora inglesa que también escribió “Dynasty of Death” (1947).

Robert Graves, uno de los padres de la novela histórica. Escribió los libros de largo aliento “Yo, Claudio” (1934); El Conde Belisario” (1938), y “Claudio, el dios y la mariposa Mesalina” (1943). En los relatos breves dioses y héroes de la Antigua Grecia (1960) reinventó el destino de las divinidades y los próceres de la literatura griega clásica.

Mika Watari, finlandés, ha escrito clásicos del género como “Sinuhè”, el egipcio” (1945), “The Adventurer” (1948),”The Dark Angel” (1952) y “The Etruscan” (1955).  

Pauline Gedge, nacido en Nueva Zelanda, radicada en Canadá, autora de las trilogías de novelas históricas “The Kings Men” (1998-2000). “Las Damas del Nilo” su debut literario es un clásico.

Wallace Breem, escribió “Eagle an the Snow, ambientada en las invasiones bárbaras a Roma, es la novela histórica más destacada. También es autor de” El Enviado de Roma”.

Ngah Gordon, estadounidense, autor de “Rabbi” (1965), “The Death Committee” (1969),” The Jerusalem Diamond” (1979) y “The Physician” (1986).

John Keegan, revoluciono la historiografía militar. En su obra “el rostro de la batalla” analiza las actitudes de los soldados en primera línea de combate y que significaban para ellos valores y sensaciones como valor, honor y miedo. no se limitó a los partes oficiales, sino a diarios, cartas y poemas escritos por los soldados que habían sufrido en carne propia el horror de la lucha. En su obra “la máscara del mando” analiza las condiciones básicas que ha de tener un general y de las cuales depende el éxito o el fracaso de una campaña. En su obra “inteligencia militar”, refiere la importancia de conocer al enemigo desde Napoleón a Al Qaeda.  

Geoffrey Regan, en su obra “la historia de la incompetencia militar” dice que son muchos los libros que elevan las victorias de los genios militares y muy pocos los que se ocupan de la plétora de estúpidos guerreros que, vistiendo los uniformes de todas las naciones y al frente de ejércitos, flotas y fuerzas aéreas, han enviado a centenares de miles de hombres a morir innecesariamente por culpa de su incompetencia.

La novela histórica desautorizo a la historia militar, pero aportó la revitalización del concepto de visión del mundo.

Con motivo del Bicentenario de la Independencia Nacional, se debe incentivar la creación de trabajos de historia militar como de la novela histórica, para fomentar e incentivar el aumento de la historiografía nacional.

Victor Velasquez Perez Salmon.  Coronel del Ejército del Perú en Situación de Retiro. Se ha desempeñado como Catedrático de Historia Militar en la Escuela Superior de Guerra, Director de la Comisión Permanente de Historia, y miembro del Proyecto Ejercito 2001.  Es autor de varias publicaciones de historia, ensayos, poesía y cuento.     

0 comments on “La novela histórica

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: