María Palma Peña Jiménez Opinión

“Sola y borracha”. El Feminipopulismo

Estamos viviendo en España un tiempo político que no habíamos vivido antes: nuestro primer gobierno de coalición. En principio la palabra coalición supone que los miembros del gobierno no pertenecen de manera monocolor a un solo partido. Hasta ahí ningún problema. Algunos de nuestros políticos actuales se empeñan en repetirnos un día y otro también que es “el primer gobierno de coalición” de nuestra democracia, como si por sí mismo esto ya fuera la panacea y la cura de todos nuestros males. Desgraciadamente me parece que no es así.

Lo que sí estamos observando en el primer gobierno de coalición, que apenas lleva 2 meses, son las discrepancias entre sus miembros; las diferencias en asuntos no menores y que después repercuten en todos los ciudadanos y las peleas por el protagonismo y autoría en determinados temas sensibles. Entre estos temas se encuentra todo lo relacionado con el feminismo y la pugna, sobre todo, entre la vicepresidenta Carmen Calvo y la ministra de Igualdad, Irene Montero: luchan por el podio de quien es la más de lo más en el feminipopulismo imperante.

El lema acuñado por la ministra de Igualdad al hilo de la propuesta de la Ley de Libertades Sexuales propuesta esta misma semana es el siguiente: “Sola y borracha quiero llegar a casa”. A este gran lema que pasará a la historia por su gran profundidad ideológica e intelectual, debemos sumar los eslóganes de Carmen Calvo que ya hemos comentado, como el ya conocido “Somos socialistas porque somos feministas”. Y en esto estamos, profundizando como puede observarse en el principio de igualdad, pero pasado por el alcohol en un caso y en el otro por el sectarismo ideológico.

Dicho lo anterior, no quiero frivolizar con este tema porque no es menor. La izquierda española, que ya ha perdido el discurso de la lucha de clases, ahora ha encontrado un foco importante con el que ejercer su populismo y el tema radical feminista es la lucha del momento. Bien gestionado, saben que les reporta beneficios electorales.

El tema de igualdad no está referenciado a la igualdad de oportunidades, ni a la igualdad de derechos, ni a defender que el mérito debe estar por encima del sexo, porque no hay más que ver cómo actúan y viven los socialistas del caviar y los representantes de Unidas Podemos en una gran finca que en España muchos profesionales con veinte años de ejercicio no pueden ni soñar, mientras Irene Montero, la reciente ministra de Igualdad, que apenas ha trabajado unos meses como cajera de supermercado “sí puede”, porque el “sí se puede” y “nosotras unidas podemos” es lo bueno que tiene.

La ideología de género en este gobierno de coalición es la imperante, porque “somos un gobierno feminista”. Esta es la consigna y el lema. Además, luchamos entre nos para ser más feminista todavía que tú. La pelea no ha hecho más que comenzar y a buen seguro seguiremos escribiendo sobre el feminipopulismo español: está aquí y ha venido para instalarse.

Mientras tanto, tendremos que seguir leyendo cosas como esta: que el grito feminista “Sola y borracha, quiero llegar a casa” se convierta en una realidad para dejar de vivir con miedo.

Si las sufragistas que defendieron nuestro derecho al voto; si Clara Campoamor, una de las primeras mujeres diputadas en España a principios del siglo XX, levantara la cabeza, si que se morirían de miedo. Lo que verdaderamente da miedo es tener ministras con esta altura.

María Palma Peña Jiménez.
Doctora en Comunicación por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (España). Licenciada y Máster por la Universidad de Salamanca. Directora del Máster Universitario en Protocolo, Comunicación Institucional y Organización de eventos y Coordinadora a su vez del Grado en Protocolo, Organización de eventos y Comunicación de la URJC. Autora de numerosos artículos científicos centrados en el análisis pragmático del discurso, sobre todo del discurso político, la comunicación política y la educomunicación.

0 comments on ““Sola y borracha”. El Feminipopulismo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: