Johan Leuridan Opinión

La experiencia moral es positiva o negativa

Hay diversos modos de vivir la experiencia moral. Hay personas que van en la moral el sentido de realizar su vida (filosofía de Aristóteles). La moral no es incómoda.

Otros ven la moral como una obligación, la entienden como un límite a su libertad. Se cumple la normal en contra de la voluntad. Para Kant la moral debe ser incomoda. Para Aristóteles la ética es la pregunta por el tipo de vida o lo que es mejor para el hombre. Para Kant la ética se limita a la norma, la ley y la libertad o la conciencia moral. La norma es exterior y la libertad es pasiva.

A diferencia de Kant, para Aristóteles la razón y la voluntad no son motivaciones suficientes para lograr la aplicación de las normas. Aristóteles señala la importancia de las pasiones o sentimientos. A una moral estrictamente racional le falta la motivación. Solamente cuando sentimos amor, ira o rechazo entramos en acción. A pesar de la prioridad indiscutible de la razón y de la voluntad, se necesita –como manifiesta Aristóteles- la unión de la razón con el deseo del bien de las pasiones. No podemos separar la razón de las pasiones. Las pasiones dan una fuerte motivación. El amor entre padres e hijos, el amor entre hombres y mujeres, amistades, etc. La presencia de los deseos emocionales es indispensable para que las razones lleguen a la acción, porque los deseos pueden movilizar fácilmente al cuerpo. Los deseos son los motores de nuestra vida. Las pasiones forman la base de la persona y de las relaciones entre las personas. “La realización de la vida da felicidad. Aristóteles no entiende la felicidad como buscar el máximo placer y el mínimo de dolor, como lo entiende el utilitarismo. Nos alegramos por las cosas nobles y no por las cosas indignas. La felicidad es una actividad del alma que concuerda con la virtud” (Sandel, 2010:232).

Para Kant, al contrario, la felicidad no debe influir la satisfacción. La razón práctica de la virtud tiene más mérito cuando contradice los deseos naturales. Para él, la libertad no puede ir unida a las costumbres o sentimientos porque en este caso la ética perdería su carácter o mérito de norma. La conciencia del deber es categórica y suficiente. Kant aventaja a Aristóteles en señalar el aspecto del deber, que es insuficiente pero inevitable en la ética.

Johan Leuridan Huys. Licenciado en Sagrada Teología de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima y Doctor en Teología de la Pontificia Universidad Urbanianna del Vaticano. Decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la Universidad San Martín de Porres. 

0 comments on “La experiencia moral es positiva o negativa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: