Miguel Angel Ferreyra Opinión

El poder detrás del poder en el Perú

La presencia del Caso “Richard Swing”, ha generado una polarización dentro del gobierno al punto que la Fiscalía de corrupción de funcionarios, a través un requerimiento fiscal de Detención Preliminar después de 120 días de investigación, ha logrado que el juzgado de investigación preparatoria le declare fundada la medida detención preliminar  contra dicho personaje y de otros coinvestigados del entorno palaciego más íntimo del presidente Vizcarra, lo cual hoy es una piedra en el zapato del PODER detrás del PODER.

Este caso, abrió dos frentes de investigación; uno en sede fiscal y el otro en sede parlamentaria,  en razón a que la persona más importante de la investigación es el Presidente de la Republica, que por norma constitucional, solo puede  ser investigado al término de su mandato, a través de los mecanismos constitucionales contemplados en nuestra carta magna, y/ o a  través del escenario político, en caso se comprobara una incapacidad moral permanente del actual mandatario; sin embargo  ante la entrega de los audios por parte del presidente de la comisión de Fiscalización, el día  10 de setiembre del 2020, que involucran a los hoy detenidos, en la que en unos audios se escucha al mandatario, de qué manera entre los interlocutores podrían establecer una estrategia jurídica a fin evitar su relación con respecto a los actos de investigación realizados en sede fiscal y en sede parlamentaria con el Sr Richard Cisneros, pretendiendo que sus colaboradores más cercanos, puedan desvirtuar la verdad a fin de no comprometerlo en su calidad de primer servidor del país, en razón a las indicaciones y el nivel de subordinación que tienen sus empleados, hasta hace poco funcionarios públicos, que deberá ser debidamente esclarecido a fin de evitar que justos paguen por pecadores.

Es así que la moción de la vacancia, suscrita por las diferentes bancadas en aplicación al Art. 113 inciso 2, era legítimo y legal, qué duda cabe, sin embargo, luego que fue admitida por amplia mayoría, vino una guerra de poderes facticos contra los errores de quienes se sentían posibles herederos de la traición, con la que el presidente Vizcarra habría tratado al ex – presidente PPK, y en unos actos infortunados, el presidente del parlamento y algunos congresistas no identificados, habrían tenido comunicaciones con altas esferas del poder militar, a fin de hacerse dueños del fajín presidencial y compartir una gobernabilidad a puertas de un proceso electoral con fecha cierta ya convocado. 

En ese escenario político, el Presidente de la Republica, desvirtuó cualquier indicio de responsabilidad ante estos hechos hoy investigados en sede fiscal, ante la percepción ciudadana, con el auspicio en menos de una semana por la encuestadora IPSOS PERU; en donde  señalo que el 79% de peruanos considera que Martin Vizcarra debe continuar como presidente y que solo el 19% considera que el Jefe de Estado debe ser vacado y cuya ficha técnica fue realizado entre el 11 al 12 de setiembre entre 1006 personas, cuyo margen de error era en +-3.1% con un nivel de confianza del 95%, fortaleciendo la tesis de los poderes facticos, la que permitió que antes de la presentación del mandatario en sede parlamentaria, varios líderes políticos tengan un pronunciamiento en contra de la vacancia, cuya defensa técnica recaía a cargo del Abog, Roberto Pereyra Chumbe, miembro asociado del ESTUDIO BENITEZ, VARGAS & UGAZ, ( Ex – Transparencia Internacional), cuya firma de abogados, anteriormente había defendido a DIONISIO ROMERO PAOLETTI y OTROS,  [Hoy en la lista de uno de las personas más poderosas del Perú, coincidentemente en la XL Encuesta de Poder de Semana Económica e IPSOS PERU,] en el proceso vinculado al caso de la entrega clandestina de dinero no bancarizado a la aun candidata de fuerza popular KEIKO FUJIMORI, cuya carpeta fiscal es todo un misterio, a la fecha, en el extremo del banquero.

La presencia del presidente de la Republica y su defensa técnica ante el parlamento paso como un acto meramente protocolar, sin que exista la comparecencia del jefe de Estado ante una investigación en sede congresal, no hace sino la necesidad de identificar el verdadero poder detrás del poder.

Es necesario señalar que hoy, los poderes representativos, sucumben ante los poderes facticos, y se ven amañados ante la cultura de la desinformación y del control de los diversos niveles del Poder dentro de los gobiernos de turno, es así, que a pesar de quien hoy ostenta el poder, este puede verse vulnerado en cualquier momento, por personajes detrás del poder, quienes de manera sostenida han venido socavando la democracia en el Perú, enarbolando la tan ansiada lucha contra la corrupción, y teniendo en cuenta lo que dice Hans Kelsen en su libro; Esencia y valor de la democracia, es el parlamento ante el principio de la mayoría, establecido como una forma de Estado ; y citando a Giovanni Sartori, que señala que el Problema del Poder no implica la titularidad cuanto el ejercicio, el poder es de quien lo ejerce, por ello la votación sobre la vacancia, resulta una clara demostración del poder factico, frente al poder representativo, logrando torcer la voluntad popular, y nuevamente el histórico congreso elegido por mandato popular después del referéndum paso a ser un espejismo, comparándolo con el parlamento disuelto ante los ojos de todos los peruanos, siendo de vital importancia para los partidos políticos dotar de juristas probos en este parlamento del Bicentenario.

Ante la tesis advertida, resulta muy sencillo involucrar a presidentes, congresistas, alcaldes, gobernadores regionales y representantes del poder representativo, cuando el verdadero poder en el Perú, emana del poder detrás del poder.

Miguel Angel Ferreyra.
Abogado Penalista y Analista Político Miembro del Consejo Consultivo de la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso de la Republica.

0 comments on “El poder detrás del poder en el Perú

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: