Luis Otoya Trelles Opinión

¡Persecución para tomar el control!

“Piensa mal y acertarás”, es el refrán que deberíamos recordar los peruanos ante las señales que venimos recibiendo a través de leyes, regulaciones y normas, que tienden a restringir nuestros derechos y a poner en evidencia lo poco o mucho que algunos pudieron lograr.

La izquierda radical, a pesar de no haber ganado nunca una elección popular, influye en los gobiernos desde la elección de los Humala, en la que endosó sus votos al mejor estilo y mala leche de Vargas Llosa, para definir con su decisivo voto “anti” quién gobierna.

Desde hace más de nueve años, gran parte de los funcionarios más importantes en sectores claves de la administración pública, pertenecen a oenegés de tendencias de izquierda. Ellos han tomado el control de los órganos de justicia, de las entidades que fiscalizan la inversión pública y las que norman y supervisan la tributación en nuestro país. Incluso parecen manejar ahora al poco solidario representante la iglesia católica.

Solo tenemos que hacer un recuento de su influencia en nuestras vidas.

En el Ministerio de Educación, vienen imponiendo sus “modernos” contenidos en los textos escolares para orientar sexualmente a nuestros hijos. En pandemia, sin importar el año de estudios, hemos sido testigos que los estudiantes como parte de su educación han sido expuestos a contenidos que de forma tendenciosa distorsionan la verdad y la historia de nuestro país.

En el Ministerio de Cultura, se financian películas que pretenden santificar las acciones terroristas y a sus criminales líderes. También con su importante presupuesto para asesorías han ganado la emoción de un sector de la prensa que defiende a morir su incapacidad. A través de consultorías contratan a destacados personajes farandulescos, a sus amigos y a los amigos de sus amigos.

El Ministerio de Energía y Minas, debería ser el gran promotor de las inversiones para generar recursos e impuestos para fortalecer nuestra economía. Sin embargo, desde Conga a Tía María, no se ha aprobado la puesta en marcha de importantes proyectos mineros, en zonas muy pobres que tienen gobernadores regionales comunistas, que con la excusa de la defensa del medio ambiente las rechazan, pero miran para otro lado para permitir la depredación de la tierra con la minería ilegal.

A partir de marzo del año pasado, con un nuevo Congreso, diversos grupos parlamentarios afines a la señora Verónica y al señor Arana, pretenden generar impuestos a la “riqueza” que afectarían el patrimonio de los que pertenecen a la clase media para arriba.

El regalo de bienvenida al año nuevo de este nuevo gobierno Morado, de alma muy roja, ha sido la publicación de SUNAT que impone a la banca en general y entidades financieras, reportes de aquellas personas que tengan en sus saldos promedios montos superiores a diez mil soles. No importa si lo que hay en tu cuenta es el ahorro logrado en el tiempo por tu trabajo o si eres un narcotraficante o funcionario público corrupto. Estos dos últimos no van a ser perseguidos porque no bancarizan su dinero y además tienen los mejores abogados y están protegidos por las fuerzas del mal.

El ITF es más que suficiente para lograr el propósito. Además, está la Unidad de Inteligencia Financiera, que si hiciera bien su trabajo debería detectar a quienes lavan dinero. La norma de SUNAT vulnera nuestro derecho de confidencialidad bancaria, que solo lo podríamos aceptar si lo exige la justicia. Queda claro que el gran objetivo es perseguir y empapelar a los adversarios políticos que luchen contra la mafia de la corrupción.

Estos indicios nos muestran el camino que ya han recorrido antes Cuba y Venezuela. Lo comienza a vivir Argentina y lo revive ahora Chile. El modelo es el mismo: destruir los partidos políticos y a sus líderes, ganar la emoción de los jóvenes con ideologías que promueven reivindicaciones justas con ideales que compartimos respecto a igualdad, equidad, medio ambiente, no discriminación y respeto. Respeto que la izquierda radical ha demostrado no ejercer, por ello pretenden cambiar LA CONSTITUCIÓN, para arrasar con los derechos de las personas, apropiarse de lo que no es suyo, destruyendo la economía y el sistema para lograr sus sueños de igualdad: QUE TODOS SEAMOS POBRES…y unos pocos inmensamente ricos.

En el próximo proceso electoral vota a favor de alguien. Hasta ahora millones de peruanos  han votado en contra de todo. Si quieres votar por un rostro o piernas bonitas hazlo. Si te gusta alguien que insulta y ridiculiza a los demás; que canta o baila bonito, apóyalo con tu voto. Pero antes debes evaluar lo que proponen y qué harán cuando lleguen a la presidencia o al Congreso. Después no reniegues o te que quejes de todo lo que pasa. ¡Estamos tiempo! ¡De ti depende!

Luis Otoya Trelles.
Comunicador con 42 años en la publicidad y el marketing. Columnista de VOX POPULI y DIARIO EXPRESO. He sido: Director de la APAP, Director de United Way International Perú, Presidente del Tribunal de Ética de la SNRTV, Presidente y fundador del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Director Divisiones Menores de Alianza Lima. Soy una persona libre que persigo mi sueño de contribuir con mi país, He decidido participar activamente en política asumiendo el riesgo de terminar frustrado y salir chamuscado en el intento.

0 comments on “¡Persecución para tomar el control!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: