María Inés Quevedo Stuva Opinión

Pobreza y extrema pobreza en el Perú

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el crecimiento anual de la economía peruana en el 2019 fue solo de 2.16%, el peor desempeño anual en una década. Para el 2020, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que el Producto Bruto Interno (PBI) se contrajo en 13.9%, debido a los efectos del Estado de Emergencia que el gobierno tuvo que necesariamente decretar en todo el país con el fin de desacelerar los contagios del Covid-19. Esto ha hecho que hoy sea aún más difícil combatir la pobreza y la pobreza extrema existente en el país.

En el 2019, el INEI estimaba, sobre la base de la Encuesta Nacional de Hogares, que el 2.9% de la población se encontraba en situación de pobreza extrema (más de 950 mil habitantes), y que el 20.2% de la población se hallaba en condición de pobreza (más de 6 millones 400 mil habitantes). El Banco Central de Reserva del Perú calculó que para fines de 2020 la pobreza en el país pasaría de 20.2% a 27.4% (es decir a más de 8 millones 800 mil). La Comisión Económica para América Latina (CEPAL), por su lado, proyectó que en el Perú hubo un incremento de la pobreza de 16.5% en el 2019 a 25.8% en el 2020, y de la pobreza extrema de 3.7% en el 2019 a 7.6% en el 2020.

El INEI mide la pobreza desde un enfoque monetario. Considera pobres a aquellas personas que tienen posibilidad de gasto mensual menor al costo de la canasta mínima total por persona: S/352 soles ($100 dólares americanos), que incluye alimentos y no alimentos. Por lo tanto, una familia de cuatro miembros es considerada pobre si tiene posibilidad de gasto mensual menor al costo de la canasta mínima familiar: S/1,408 soles ($400 dólares americanos).

Durante el 2019, en el primer grupo de departamentos con mayor incidencia de pobreza monetaria se encontraban Ayacucho, Cajamarca, Huancavelica y Puno (entre el rango de 34.4% a 39.4% de los habitantes). En el segundo grupo de departamentos con incidencia de pobreza estaban Amazonas, Apurímac, Huánuco, Loreto y Pasco (entre el rango de 28.3% y 32.7% de los habitantes). En el tercer grupo de incidencia de pobreza estaban los departamentos de Cusco, Junín, La Libertad, Piura y San Martín (entre el rango de 21.9% y 25.3% de los habitantes). En el cuarto grupo de pobreza estaban los departamentos de Ancash, Arequipa, Lambayeque, Madre de Dios, Moquegua, Provincia Constitucional del Callao, Provincia Lima, Región Lima, Tacna, Tumbes y Ucayali (entre el rango de 12.0% y 14.6% de los habitantes). En el último grupo con la tasa de pobreza más baja (entre el rango de 1.3% y 3.9%) se encontraba el departamento de Ica.

Por otra parte, el INEI conceptúa que los pobres extremos son aquellas personas que tienen posibilidad de gasto mensual igual o menor a S/187 soles ($53 dólares americanos). La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) proyectó que en todo el Perú hubo un incremento de la pobreza extrema de 3.7% en el 2019 a 7.6% en el 2020.

Se estimó, entonces, que a fines del 2020 hubo más de 2 millones 400 mil pobres extremos (según las estadísticas de CEPAL) que no podían cubrir la canasta mínima de alimentos. Esto significa que probablemente los pobres extremos, junto con una gran proporción de los pobres, tendrían problemas de salud asociados con la malnutrición. Según el INEI, durante el primer semestre del 2019, el porcentaje de desnutrición crónica de la población menor de 5 años (según el patrón de referencia de la OMS) fue de 12.2%; en el área rural llegó al 25.2% y en el área urbana alcanzó el 7.3%. La anemia por déficit de hierro en la sangre alcanzó el 42.2% de todos los niños y niñas menores de 3 años; 49% en el área rural y 39.6% en el área urbana. El mayor número de niños y niñas menores de 3 años se registró en Puno (69.9%), Cusco (57.4%), Huancavelica (54.2%), Ucayali (53.7%) y Loreto (53.0%). En el 2020, estas estadísticas sin duda se incrementaron debido a los efectos del deterioro económico causado por las necesarias medidas adoptadas para hacer frente al Covid-19.

María Inés Quevedo Stuva
Es bachiller en Ciencias de la Comunicación (Universidad de Lima) y Antropología (Pontificia Universidad Católica del Perú), tiene estudios en Filosofía (Pontificia Universidad Católica del Perú) y magister en Antropología (Pontificia Universidad Católica del Perú). Es profesora de Análisis del Discurso Periodístico en la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).

1 comment on “Pobreza y extrema pobreza en el Perú

  1. Martín BelUnde Moreyra

    Buena información. Si Ica es la región menos pobre, eso se debe entonces al desarrollo de la agricultura en el valle e irrigaciones de Ica y alrededores, unido a la actividad minera de Shougang y Mina Justa en los yacimientos de Marcona, más la agricultura de Chincha Pisco, Palpa, Ingenio y Nazca. Me parece increible el desarrollo agrícola de Ica, que ahora la izquierda y sus torpes aliados en el Congreso quieren liquidar por una combinación de torpeza y mala fé. Sin embargo hay que analizar bien si la última ds tan destructiva como dicen.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: