Gonzalo García Núñez Opinión

¿Cuánto cuesta la vacuna?

El acontecimiento de la semana es la llegada a Lima de las primeras 300 mil muestras de la vacuna SINOPHAM proveniente de las fábricas-laboratorio de Pekín. 

El domingo fueron recibidas en Jorge Chávez y por todo lo alto: El presidente, la ministra de salud y altos funcionarios públicos especializados.

No se vio correr a ningún representante empresarial en el agitado atardecer.

Celosamente cuestionadas, las cajas refrigeradas que contenían pequeños frasquitos de color diferente -con la vacuna- se llevaron a los almacenes del CENARE para su pronta distribución gratuita entre el personal seleccionado.

Después del primer control, las dosis se fueron a las regiones y después se encaminaron hacia los grandes hospitales metropolitanos de Lima.

¿Prioridad? A los trabajadores que arriesgan todo al pie de los enfermos y garantizan la provisión de los servicios de emergencia y urgencia. Y así sucesivamente, a medida que lleguen más suministros, la vacuna cubrirá a toda la gente- en progresión- desde los esforzados servidores públicos de la salud hasta el segmento de la población entre 18 a 59 años. (menos el 33.1% MINSA de 0 a 18)

 Gran contento por la señal potente de resultado.

Por ahora se sabe que, en la próxima semana, la empresa china abastecerá nuevas 700 mil dosis. Adicionales. Y, a fines de mes, quedará por entregar un Saldaña de 500 mil, lo que hace un total de 1.5 millones.

Como se necesitan dos dosis consecutivas por cápita cada tres semanas, es de suponer que las existencias cubren las demandas de 750 mil personas, a lo largo del mes de la amistad.

 Siempre en febrero llegarán luego 117 mil dosis Pfizer provenientes de la así llamada Facilidad COVAX de la OMS.

Y, en marzo, entrarían   otras 250 mil dosis de la misma firma y 400 mil de Astra Zeneca, británica, ambas por el mismo canal.

 Otros contratos se negocian, conversan o se piensan con   Johnson&Johnson, MODERNA, CUREVAC, Seneca, rusa Gamaleya…

Entonces, habría comprometidos y con plazo de entrega un total de 11.567 millones de dosis.¿Alcanza? No. Para 33 millones de peruanos se requieren 66 y, no menos, de 44 millones de dosis, calculan algunos expertos en dosaje de vacunas. Se anuncia la suscripción de un contrato por 20

Millones con Pfizer con entrega en los meses siguientes.

Culminadas que estarán las etapas del suministro mediante las cadenas logísticas como la que trajo las dosis chinas al aeropuerto y de allí al resto del territorio, cabe interrogarse sobre la economía política de la vacunación. Intrigada, mucha gente se interroga por la modalidad de la llegada de las vacunas en el contexto de una segunda ola contagiosa y letal enfermedad mundial.

A ver. la demanda mundial bruta es un poco más de 14, 000 millones de dosis para atender a todos los ciudadanos del planeta, en la idea que no hay reinfección ni variantes del tipo inglés, sudafricanas, brasileñas (hasta ahora). Y que se aplican dos dosis por cabeza. ¿Como atenderla en tiempo oportuno?

Urge resolver puesto que, a nivel mundial, ya van 107,212,708  contagiados y  2,342,647 fallecidos, según cifras del Worldometer del 9.02.2021. Solo en esta tierra del sol hay 1,191,221 y 42,467 muertos, oficialmente.

En efecto, sobre el mercado: ¿cuántos ofertantes, cuantos demandantes? ¿Quiénes son, donde están, cuando y como se les abastece de un bien común -vacunas-que nos defiende a cada uno del ataque también global del coronavirus-19.  

¿Cuál es mejor entre las vacunas? ¿Serán comparables? O como los automóviles, se admiten marcas, diferencias, ¿unidades producidas en distintas plantas sin que por ello dejen de ser útiles vehículos?

Un bien común que enfrenta el dilema de saber si la vida tiene precio.

¿Cuál es el precio de las dosis en los contratos suscritos entre los países con las empresas ofertantes de la vacuna?

Todavía no se sabe, es reservado según cuentan algunos responsables.

Sobre el calendario de envío del pedido ya sabemos que es discrecional. Eso fue lo que sucedió con el incumplimiento de plazo de entrega del prometido anuncio de arribo de las vacunas en la derrengada popularidad presidencial. Bajó muchos puntos por causa ajena.

¿Se podrá saber si hubo pago adelantado? ¿Cuanto? ¿Con que garantía y responsabilidad si pasara algo como en Sudáfrica, en que la vacuna entregada solo tuvo el diez por ciento de efectividad?

Mas allá ¿podrá conocerse el contenido de los contratos?

Como ha sido el caso de nuestro país, hay varias estrategias de negociación en el mercado de vacunas entre las grandes firmas farmacéuticas abastecedoras y los 192 países del globo, (potencialmente todos demandantes salvo aquellos que tienen capacidad instalada propia en sus fab-labs domesticas):

  • Gobierno con las empresas, directo; otro es entre
  •  Gobiernos y empresas de gobierno; y
  • Estados – Fondo de acceso global para vacunas (COVAX) que, a su vez. le compra en cooperativa a las firmas, a costo inescrutable. ¿Porque el mecanismo COVAX para países pobres?

Responde a la extrema concentración de la demanda inicial entre países afluentes lo que crea escasez mundial. Toda la disponibilidad de los stocks y la producción comprometida va a esa demanda afluente.

Veamos. Primero: EE.UU. mandó reservar 400 millones de dosis a la alianza PFIZER-Bion*Ntech y Moderna; anunció su intención (Léase potencial orden de compra) de adquirir 200 millones de dosis más y hasta un monto de 500 millones de acá a setiembre 2021.

Mientras espera por algunas licencias confirmatorias, USA ha previsto una compra anticipada de 1,000 millones de dosis a otras firmas, según fuentes especializadas.

Los pedidos y requerimientos son varias veces el tamaño de la población de los EE.UU.

Mientras unos pocos asumen el riesgo de exceso de existencias, otros apenas se abastecen y como es nuestro caso, desprovistos de oxigeno y brazos, corren el gravísimo riesgo de aumentar la letalidad de sus internados.

Segundo: La Unión Europea tiene casi contratadas 2300 millones de dosis y busca 300 millones adicionales, que cubre la con creces a la población de los 27 Estados que la conforman (aunque Hungría se les ha salido de la malla para tomar el suministro de SPUTNIK V socio de Gamaleya, antiguo laboratorio ruso).

Tercero: COVAX tiene acuerdos por 2500 millones de dosis. no todos del grado de transparencia que solicitan varios países (pobres), según nos informa un excelente texto de Matt Appuzo y Selam Gebreikidan (New York Times 122021)

¿Como empresas y países avanzados lograron elaborar y ofertar tan rápido las vacunas -en menos de un año-? Al parecer la capacidad de las firmas en USA para generar ciencia, tecnología e innovación ha sido decisiva para atraer la inversión pública del gobierno federal, incentivo que le permitió estimular el

desarrollo de pruebas y sustancias indispensables para las vacunas.  

Todos los analistas subrayan el rol decisivo de las transferencias del gobierno Federal norteamericano   o de los grandes Estados, plata publica, a las iniciativas de estas calificadas firmas Biológicas mundiales y, a menudos, privadas.

Lo hicieron de manera directa o en APPS mediante organizaciones no lucrativas direccionadas hacia la investigación de frontera, pero sobre todo diseñadas para el desarrollo de estas investigaciones aplicadas.  Hay numerosos casos de firmas que fueron auspiciadas y subvencionadas con importantes aportes que sirvieron para acelerar el uso de las pruebas, comprobar la eficacia, asegurar la efectividad y los resultados de las dosis.

Así han obtenido una respuesta al letal COVIB-19 en cerca de un año o menos.

De esa manera, gracias a la investigación financiada por el Estado y una vez en posesión de patentes certificadas, las firmas han suscrito contratos de uso con terceros cuyos pagos a su vez financian con amplitud la amortización de los fondos iniciales.

¿Quién se queda con este conocimiento patentado   y nuevo sobre el virus Covib y las vacunas?

Las firmas. ¿Dónde, quien, como, cuando y a qué precio hay que fabricar las vacunas?

Depende de la decisión de la junta de administración de las empresas que son las dueñas absolutas de las patentes.

India pidió a la OMC que se le facilitara la información necesaria para fabricar vacunas en sus lanzadores de medicamentos genéricos, del que es líder mundial. Nones.

Fuerte resistencia de los grandes que hasta ahora impide el abaratamiento masivo de la cadena de suministro, ideal para países continente y la necesaria difusión mundial de la cura.

La cuestión del precio es lo más secretosa.  No conviene (a quien) que los países no sepan entre ellos cuales son las condiciones de la venta.

Inclusive, se comenta, se ejercen sanciones de suspensión a los países que revelen los datos sobre costos y precios.

Por una misma dosis del producto, se especula que un cliente cercano pagó 2,19 dólares y otro “menos importante”, 6.25 dólares.  Amen de las diferencias, si bien la vacuna llega gratis al publico no por ello deja de tener un costo para el Estado comprador. Hay también “primas de acceso y velocidad de entrega”.

Una solución esperada es que los abastecedores envíen saldos excedentarios a precios mínimos a los países receptores. Prohibido a la fecha.

Ni revender ni exportar ni donar sin autorización de las firmas Tampoco delivery de vacunas.

Estamos frente a un mercado de abrupta escasez, los ofertantes las tiene todas, el consumidor esta inerme. Otra vez.

En suma, Un mundo, sire, el de la ley de la competencia en que La Fontaine  nos recuerda que para el  lobo,  la ley del más fuerte es siempre el mejor. 

Gonzalo García Núñez.
Economista y ex presidente del Consejo Nacional de la Magistratura.

0 comments on “¿Cuánto cuesta la vacuna?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: