Luis Otoya Trelles Opinión

Pensando y revalorando ando

Desde mi época universitaria la política siempre estuvo alrededor de mi vida. Al comienzo de cerca en San Marcos. En el año 72 apenas había ingresado, comenzó la lucha estudiantil por la eliminación de los estudios generales o lo que llamaban los ciclos básicos. Mientras se aprobaba seguíamos protestando y nos pasamos todo el año sin estudiar. Si bien es cierto se logró el objetivo, todos perdimos un año ya que el hecho que cambiaran los cursos no redujo el tiempo de estudios, por lo tanto, esa primera experiencia con la política fue perjudicial para mí.

Lo positivo de la experiencia fue que después de un mes sin estudiar me puse a buscar chamba y conseguí entrar a Alegre & Asociados, una prestigiosa encuestadora, haciendo entrevistas puerta por puerta para indagar preferencias por los programas más vistos en la televisión y las emisoras radiales más sintonizadas. Este fue el inicio de mi relación con la publicidad, sin saber que iba a ser mi pasión y mi orgullo por los logros alcanzados con mis emprendimientos durante los 42 años que tuve oportunidad de participar activamente en esta competitiva industria.

Siempre estuvo latente mi inquietud por contribuir con la sociedad, con mi país, lo hice durante muchos años apoyando las iniciativas de los gremios de la industria publicitaria, colaborando en las directivas de las organizaciones de ayuda social por la educación y trabajando en el fortalecimiento de las divisiones menores de Alianza Lima, el club de mis amores.

Participar en el fútbol fue un aprendizaje importante en mi formación política, porque me hizo entender cómo hacer viable y exitoso un proyecto cuando construyes iniciativas con sólidos cimientos. Hay una correlación directa entre el fútbol y nuestro país. El éxito en el fútbol sólo se logra si comienzas trabajando bien desde las divisiones de menores, no se trata solo de identificar al niño en función a sus habilidades deportivas, esa es solo una parte, la otra y tan importante como la anterior es formarlo como mejor persona, conociéndolo y orientándolo, ser parte de su entorno familiar o integrarlo a un grupo familiar, donde la formación educativa siempre tiene que estar presente. Igual pasa con nuestro país, si en la casa y en el colegio nuestros niños no son formados y educados con un sólido soporte en valores, va a ser muy difícil después lograr mejoras. Un mejor niño, será un buen joven, un mejor padre, un ciudadano decente y ojalá logre ser una autoridad, para que lidere con el ejemplo.

Perú fue a un mundial en el 2018, después de 36 años, porque hubo una transformación en la orientación y formación del futbolista desde que era un calichin y aquí debo hacer un reconocimiento a don Constantino Carvallo que formó una nueva generación de deportistas y dirigentes deportivos.

Hace unos años, luego de haber educado a mis hijos y con la estabilidad que me dan mis años de trabajo, decidí participar en política y manteniendo mis principios lo hice desde las bases de Fuerza Popular, mi partido. Estoy intentando llegar al Congreso. Sé que no va a ser fácil, pero no me amilana. Sé que la gente “exige” propuestas, que las tenemos, pero también sé que la gente está decepcionada de la clase política y finalmente termina votando por el partido y las personas con los que genera un vínculo emocional. Todo se reduce a si te cree o no te cree y según eso decide.

Los políticos tenemos el gran reto por delante de mejorar nuestra imagen y la percepción que tiene de nosotros el elector.

Por eso me he propuesto iniciar un proceso de REVALORAR, que creo es un concepto que nos puede ayudar a mejorar la percepción en la gente respecto a lo que hacemos o podemos hacer y a la vez de encontrar una forma sencilla de identificar temas trascendentales en nuestra sociedad y proponer acciones que contribuyan a comenzar a darle solución.  Me he tomado la libertad de listar doce temas y compartirlos con ustedes:

  1. Revalorar la educación con valores
  2. Revalorar la calidad de la educación estatal.
  3. Revalorar a nuestros maestros.
  4. Revalorar la digitalización en la educación.
  5. Revalorar la meritocracia en la administración pública.
  6. Revalorar el principio de autoridad
  7. Revalorar la migración respetuosa.
  8. Revalorar la importancia de ser vacunados.
  9. Revalorar la defensa de la Constitución.
  10. Revalorar el trabajo digno y formal.
  11. Revalorar el respeto a la mujer
  12. Revalorar la reducción de la pobreza.

Son temas que sin duda nos afectan a casi todos los peruanos y en los que me gustaría generar una corriente favorable para que los grupos que accedan al Congreso, junto a nosotros en el Gobierno, los puedan hacer suyos conciliando criterios, con otros grupos políticos, para ganar adhesiones que con la suma de sus aportes permita enfrentarlos con éxito. No sé si lograremos revalorar nuestra percepción, pero con seguridad será VALORADO por la ciudadanía.

Luis Otoya Trelles.
Comunicador con 42 años en la publicidad y el marketing. Columnista de VOX POPULI y DIARIO EXPRESO. He sido: Director de la APAP, Director de United Way International Perú, Presidente del Tribunal de Ética de la SNRTV, Presidente y fundador del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Director Divisiones Menores de Alianza Lima. Soy una persona libre que persigo mi sueño de contribuir con mi país, He decidido participar activamente en política asumiendo el riesgo de terminar frustrado y salir chamuscado en el intento.

0 comments on “Pensando y revalorando ando

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: