A UN AÑO DE LA PANDEMIA TENEMOS MUNICIPIOS QUE NO HAN ENTENDIDO LA IMPORTANCIA DE DESPLEGAR FIBRA OPTICA A FAVOR DE SUS VECINOS EN ZONAS URBANAS EN EL NUEVO CONTEXTO, OTROS SI LO HAN ENTENDIDO.

Mucho se habla del cambio de contexto y de hábitos que se han generado en la forma de vida de las personas a raíz de la epidemia del COVID que sufrimos desde hace más de un año y cuyos efectos persistirán en muchos casos como una nueva forma de vida, pero tenemos alcaldes de zonas urbanas, incluso residenciales, que ponen barreras al despliegue de fibra óptica que requieren sus vecinos para acceder a un internet de calidad que les permita adaptarse a las nuevas necesidades de interconexión.

El confinamiento que hemos vivido y que podrá volver a repetirse por las olas que se derivarán del contagio, las nuevas cepas del virus, la débil infraestructura hospitalaria y la demora en contar con las vacunas permite predecir que la vuelta a las aulas demorará un buen tiempo y en el mejor de los casos será parcialmente presencial, el teletrabajo se mantendrá, las coordinaciones con las instituciones públicas para recibir información de donde vacunarse o donde hay camas UCI o donde cobrar un bono, averiguar sobre el estado de un trámite municipal o averiguar el estado de un expediente judicial será vía internet, para lo cual se requiere en forma urgente de promover la tecnología de comunicaciones adecuada, suficiente y robusta que requieren las familias.

Los usuarios que tienen acceso a internet en sus equipos celulares y hacen “tethering” con su conexión a su tablet o laptop, tienen como limitante el paquete de datos de su plan, por lo que requieren datos ilimitados o una solución más robusta que permita que todos los que habitan en el domicilio puedan realizar sus actividades en forma simultanea para lo cual el internet fijo de fibra óptica de alta velocidad es una solución. Es el usuario al fin de cuentas, el que tiene la opción de elegir la tecnológica y operadora que considere mejor, de acuerdo a su necesidad y presupuesto, en base a las diferentes ofertas que le ofrece el mercado.

La brecha digital en la zona rural es crítica y requiere facilidades para la inversión privada por parte del Estado a las empresas operadoras, pero no se entiende que en el ámbito urbano exista la predisposición de las empresas a invertir en el despliegue de fibra óptica para internet fijo de alta velocidad que mejore la velocidad y calidad que requieren sus vecinos, y que sean algunos Municipios Urbanos y Residenciales, los que impongan barreras burocráticas afectando a sus vecinos.

Esta sin razón viene sucediendo en varios Municipios del país y como ejemplo de ello tenemos al Municipio de Miraflores que ha emitido la Ordenanza Municipal 554 de Octubre del año pasado, que impone barreras burocráticas al despliegue de infraestructura aérea del servicio de telecomunicaciones e incluso obliga a las empresas operadoras a pedir autorización burocrática previa al Municipio para cualquier reparación que afecte a sus vecinos usuarios de telecomunicaciones, lo que afecta la continuidad del servicio y directamente al vecino que requiere le sea reparada la avería en forma inmediata para poder recuperar su conexión, ya que se deberá realizar un trámite innecesario.

La Ordenanza emitida durante la pandemia, no considera la afectación que ha generado la misma en las empresas y sus trabajadores, la que ha generado el  aumento del desempleo y reducido los ingresos de las empresas, e impone a las operadoras sendas barreras como el realizar Informes Técnicos adjuntando planes de reordenamiento, reubicación y reconversión de  infraestructura aérea instalada en el distrito, rotular  postes y cables aéreos para identificar a los operadores, desmontar y retirar la infraestructura aérea que no haya sido utilizada en un año a costo exclusivo de la empresa operadora e incluso iniciar un procedimiento administrativo burocrático para recién obtener un permiso previo como requisito para mantenimiento o reparación de averías en caso el usuario lo requiera e incluso prohibe la instalación de infraestructura aérea sin considerar que  el tendido subterráneo es  8 a 9 veces más oneroso y el sobre costo terminará siempre trasladándose a sus vecinos.

En lugar de dar facilidades para mejorar las condiciones de conectividad para sus votantes, ya que hoy no figura ni siquiera dentro de las veinticinco (25) zonas de mejor calidad de internet móvil de Lima según el resultado de mediciones de Enero del 2019 elaborado por el OSIPTEL, adopta medidas que no coadyuvan a mejorar el servicio y su calidad en forma rápida para sus vecinos, sino todo lo contrario.

La Ordenanza 554 atenta contra la continuidad del servicio e impone barreras que son opuestas para desplegar redes que mejoren el servicio a sus vecinos en un momento de urgente necesidad para ellos, e incluso no considera la Resolución 293-2016/SDC-INDECOPI de la Sala Especializada en Defensa de la Competencia que declaró barrera burocrática carente de razonabilidad por la prohibición de instalar cables aéreos de telecomunicaciones en nuevas habilitaciones urbanas, que fuese aprobada mediante Decreto Supremo 11-2006 del Ministerio de Vivienda.

Caso contrario, tenemos al Municipio de San Isidro que ha dado facilidades a las operadoras para el despliegue de fibra óptica y a la fecha ha logrado el 100% de cobertura de su distrito y acordado con las mismas un procedimiento para ordenar la infraestructura aérea existente, para beneficio de sus vecinos que hoy valoran más vivir en su distrito, ya que les permite contar con las facilidades para contratar con el servicio de internet que requieren en el nuevo contexto.  

Es por ello que insisto en una “Agenda Común por un Perú Conectado”, donde el Viceministerio de Telecomunicaciones lidere el desarrollo de la Agenda y convoque al OSIPTEL, Operadoras de Telecomunicaciones, Representantes de Gobiernos Regionales y Municipios, Expertos, Academia y Asociaciones de Usuarios con la finalidad de cerrar la brecha digital para ayer, eliminando todas las barreras burocráticas, simplificando la regulación y promoviendo la inversión pensando en el usuario.

Los usuarios no se deben de ver afectados por la burocracia que más bien debe de facilitar la inversión en beneficio de sus principales clientes, sus vecinos sus votantes. Estamos seguros que los alcaldes entenderán la situación y reconsiderarán sus Ordenanzas.

Alejandro Jiménez.
Lic. en Ciencias Marítimas Navales, MBA ESAN, Alta Estrategia y Política CAEN. Coach ICC y Arbitro CCL. Actual Director Gerente de All Business Solutions. Director de la Cámara de Comercio de la India. Experiencia Sector Público: Gerente Administrativo de SUNAT, Gerente General Defensoría del Pueblo, Secretario Gral. Ministerio de Trabajo y Viceministro de Promoción del Empleo, Vicepresidente de EsSalud, Jefe Gabinete de PRODUCE y Viceministro de Pesquería, Director Ejecutivo de JUNTOS, Gerente General OSIPTEL y Gerente General Poder Judicial. Ha sido docente en diplomados y maestría en ESAN, USIL y USMP.

1 comment on “Miraflores

  1. Gregorio Tello

    Entiendo tu posicion de dar facilidades a las implementaciones, pero tambien es necesario el reordenamiento y retiro de cables aeros en el exterior sin uso o en exceso que genera una contaminacion visual y radioelectrica innecesaria. Claro esta el abuso de las operadoras a tener cables sin identificar y que les resulta mejor tender un nuevo cable antes de reutilizar o retirar el que esta en desuso.

    Ambos lados y posiciones deben de existir con el adecuado ordenamiento y gestion.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: