María Del Rosario Bazalar Opinión

Salvemos el valle de Lurín

Mientras el COVID-19 sigue atacando con fuerza en esta segunda ola y los contagios en la población siguen en aumento, los miembros del Concejo Metropolitano, nos sorprendieron con una norma que atenta contra el valle de Lurín, la despensa de Lima.

Sucedió el pasado 11 de marzo, en sesión de concejo y con el voto mayoritario de los regidores metropolitanos, se aprobó el Reajuste Integral de Zonificación (RIZ) para el distrito de Lurín. Una ordenanza a todas luces apresurada, pues el gobierno municipal venía trabajando el Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano 2021-2040 PLANMET, instrumento técnico integral, que permitirá el ordenamiento de toda la Metrópoli, y darle de una vez por todas, una propuesta de planificación y desarrollo urbano adecuado, además que contaba con un destacado Consejo Consultivo, conformado por un grupo de expertos multidisciplinario. Por ello, resulta inexplicable la prisa de poner en la agenda del concejo la aprobación de la ordenanza, sin contar aún con un plan urbano al 2040 que será la guía para el futuro desarrollo de Lima.

Cuál es el apuro por sentenciar a la desaparición de lo que sería el último valle de Lima; de convertir cerca de 500 hectáreas de un valle, en zonas para la industria, comercio y vivienda, afectando las condiciones ambientales, ecológicas y paisajísticas. 

Lurín, cuenta con una población de más de 108 mil habitantes, ha ido creciendo y desarrollando una agricultura ecológica, emprendimientos exitosos, y su entorno paisajístico garantiza un gran futuro turístico y cultural, pues alberga al Santuario de Pachacamac, declarado por la UNESCO, Patrimonio Cultural de la Humanidad; pronto abrirá sus puertas el gran Museo Nacional MUNA, que completará el circuito cultural, convirtiendo al distrito en un gran corredor cultural turístico y con una próspera economía.

Mucho pensarán que este artículo pretende detener el desarrollo de Lurín y de toda Lima en su conjunto, nada más alejado de la realidad, por el contrario, creemos que se necesita impulsar un desarrollo ordenado y sostenible, en dicha zona, que presente oportunidades para todos y que garantice que no se deprede el suelo fértil.

Afortunadamente, los ministerios de Vivienda y Construcción, del Ambiente y de Cultura, han descartado esa justificación inexacta que indicaba que era necesario este cambio a pedido de SEDAPAL, para que la población contara con el servicio de agua potable. Las tierras eriazas pueden ser los lugares de construcción, pero la zona del valle rica en agricultura saludable debe ser preservada en su entorno con la zona arqueológica, que tienen mucho potencial para realizar un desarrollo de industrias culturales.

Felicito las voces de muchos expertos, sociedad civil y al Colegio de Arquitectos, quienes han pedido un cambio de postura por parte del alcalde metropolitano sobre este valle y su ecosistema, aún está a tiempo de no publicar esta norma, devolverla a comisiones, y luego enviarla para su evaluación en el PLANMET con el apoyo de la Comisión Consultiva, y no hacerlo de forma separada, la revisión debe ser con la visión de un Lurín como parte de una Lima en su conjunto.

Todos anhelamos la prosperidad de la capital, sin siembra de cemento en los ricos valles, y tener polos de abastecimiento ante cualquier amenaza que pueda venir en el futuro. Ciudadanos, confiemos en que las autoridades del Concejo Metropolitano estarán a la altura de las circunstancias. Mucha reflexión y mejores decisiones.

María del  Rosario Bazalar Huamán.
Comunicadora Social, con estudios de maestría en Gestión Pública, Posee un Diplomado en Realidad Nacional en el Centro de Altos Estudios Nacionales-CAEN y diplomado en Gestión Empresarial en CENTRUM. Diplomado en Liderazgo en el Instituto de Gobierno de la Universidad San Martín de Porres su vocación de servicio, la ha llevado a desarrollarse en el campo municipal. Ha sido consultora del, Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas.

0 comments on “Salvemos el valle de Lurín

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: