Guillermo Ackermann Opinión

Exijo una explicación

Hemos tenido el proceso electoral más surrealista de nuestra historia y me brotan dos expresiones que tomo del genial ‘Condorito’ de Pepo. La primera es: ¡Plop! porque no salimos de nuestro asombro. Y la segunda: ¡Exijo una explicación! Porque necesitamos entender qué ha pasado.

Descifro dos grandes mensajes después de estas elecciones.

El primero es el clamor de millones de peruanos de ser tomados en cuenta. Llamada de atención que se escucha cada vez con mayor fuerza y extremismo.

Desde la elección de Alan García en 1985, cada 5 años el Perú profundo se ha venido expresando de diferentes maneras. La aparición de Fujimori el 90  fue un voto de protesta social.

Luego vino Toledo que, al jactarse de provenir de las entrañas de la pobreza, y, de raíces indígenas ancestrales, atrajo a ese electorado relegado al ofrecerles velar por ellos y cambiar su situación.

El permanente descontento social casi lleva a Humala al poder el 2006, y después de 5 años de una relativa ‘bonanza’, increíblemente, ese mismo voto de insatisfacción, lo llevó a la Presidencia el 2011.

El 2016 la victoria de PPK fue un híbrido desde su origen, puesto que él, como tal, no contaba con más del 8% de apoyo popular, todo el resto fue prestadito. Demás estaría relatar el caos del último periodo, que siguió dividiendo al país y relegando aún más a un sector de peruanos. Todo esto agravado por la infame corrupción y por esta desgraciada pandemia.

El común denominador de estos gobiernos fue que los marginados, siguieron estando y sintiéndose así. Que el crecimiento económico y disminución de la pobreza extrema, no cerró las brechas tan severas y, por tanto, la búsqueda de alguien, de un mesías que redima al pueblo, seguía intacta.

Quien gobierne tiene que hacerlo también para ese Perú ninguneado por décadas, o siempre será la historia sin fin.

La segunda gran enseñanza es que el voto debe ser a conciencia y debemos dejar de guiarnos por las encuestas. Un grupo significativo de personas ha decidido por quien votar un día antes o incluso el mismo día, esperando a los simulacros de último momento de las encuestadoras. Ya está demostrado que, lejos de orientarte, tratan de dirigir tu voto, manipulan información y al final te inducen al error.

Pero para ello debemos estar informados con muchísima anticipación. Eso nos permitiría un conocimiento para emitir un voto responsable. Las encuestas pueden ayudarte, orientarte, pero jamás definir, manipular y tomar tu conciencia.

Tienen que cambiar muchas cosas para que ello se dé. Para empezar una revisión de las reglas electorales. No pueden haber ese número insólito de candidatos y eso que vetaron por lo menos a algunos otros.

Los debates o presentaciones de planes de gobierno deben hacerse con meses de anticipación y de esta manera estaremos mucho mejor informados y así, al momento de decidir, lo haremos con mayor conocimiento.

Estamos en un escenario crítico. Seguimos polarizados. Busquemos consensos. Es el momento de las alianzas y de los comunes denominadores. Apostemos porque el Perú recupere la senda de la inversión. No permitamos distractores que nos quiten la paz y nos regresen a un escenario negado de violencia que tantas lágrimas nos hizo derramar en el pasado.

Miremos siempre hacia el interior del país, exploremos cuáles son las necesidades de esos ciudadanos olvidados y planteemos acciones concretas al respecto.

Empieza un nuevo capítulo. No desperdiciemos esta nueva oportunidad.

Guillermo Ackermann Menacho.
Desde hace 40 años me desempeño como gestor en la industria de las comunicaciones y el marketing, tanto en medios tradicionales, radio y televisión, en la producción de contenidos audiovisuales, documentales, videos institucionales, programas y publicidad, realizados en 24 países. Desde mi juventud he participado en diversas iniciativas sociales, deportivas y religiosas, como gestor y voluntario. Soy un convencido que este mundo se puede cambiar si cada uno pone su granito de arena y, en lo que hago, trato de poner el mío.

0 comments on “Exijo una explicación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: