Martín Belaunde Opinión

¿Castillo y Keiko construirán la democracia?

La respuesta  depende de lo que los candidatos a la segunda vuelta entiendan por democracia. Pedro Castillo Terrones seguramente dirá que  su candidatura presidencial al frente de Perú Libre garantiza el mantenimiento de la democracia en nuestra patria, no solo por los próximos cinco años sino indefinidamente. ¿Será posible que se quede para siempre? Si nos atenemos a lo que dice su mentor político Vladimir Cerrón, este juego va mucho más allá de la elección del domingo 6 de junio. En efecto, el suspendido gobernador de Junín, Vladimir Cerrón, acaba de hacer una distinción crucial, una cosa es ganar la elección y llegar al gobierno así conquiste el poder y otra consolidar su dominio sobre el Estado para quedarse hasta eterna memoria. Según el viejo lema marxista peruano,  inspirado en alguna fuente extranjera, “salvo el poder todo es una ilusión”. La dinastía Castro lo atestigua y Maduro da fe al lado del sepulcro de Chávez.

Esa frase era repetida por otro candidato marxista, Horacio Zeballos  quien  exhibía un fusil de palo, ruidosamente aplaudido por  turbas callejeras. Entonces nos preguntamos, ¿ha cambiado algo la vieja izquierda? No mucho pero si ha maniobrado hábilmente. Pedro Castillo, el profesor y dirigente sindical del Conare-Sutep, en esta elección luce una nueva indumentaria campesina, muy distinta de su atuendo de líder sindicalista del 2017, cuando recorría las calles de Lima  para jaquear al gobierno de PPK. Por cierto que Pedro Castillo ahora viste de viejo rondero, que posiblemente nunca lo fue, con un aire de campesino cajamarquino, cercano a la tierra, buen padre de familia, cumplido profesor de primaria, querendón de su familia y amante de sus animales. Entonces pretende aparecer ante los votantes como un hombre de paz, que simplemente quiere poner al Perú de cabeza para que el pueblo humilde disfrute de las riquezas que el país produce. ¿Creeremos semejante ficción? Allá los incautos.

¿Y qué papel le toca jugar a Keiko Fujimori en este duelo? La hija del ex presidente Alberto Fujimori ahora debe exhibir sus credenciales democráticas sin olvidarse de su progenitor, a la vez que exponer un programa ajustado a los cánones constitucionales. Pedro Castillo ha dicho que va a expropiar todas las fuentes de riqueza, las tierras, las minas, el petróleo, el gas, los bosques, el agua, la pesca, el comercio, los servicios, los medios de comunicación, el transporte, el comercio mayorista y hasta el minorista. ¿Cómo lo hará? Probablemente ni Cerrón ni él tienen la menor idea de cómo se podrá ejecutar semejante programa. Pero cuidado con el que se oponga a los designios de nuestros eventuales gobernantes de la zurda. Si antes las empresas pagaban a 30% en impuestos, conservando una ganancia del 70%, ahora será al revés. Si te opones fuera y si te quedas, kaput.

¿Cómo traerán  las vacunas del exterior? Bueno aquí habrá una negociación de incierto resultado, pero siempre cabrá proclamar que las vacunas son un patrimonio de la humanidad y las empresas farmacéuticas tendrán que arrodillarse al mandato de la dupla Castillo-Cerrón. Tal vez en estos momentos las vacunas podrán venir de Cuba gracias a la buena voluntad de nuestros hermanos socialistas. Mientras tanto, por supuesto, los peruanos seguirán muriéndose por millares, pero eso no tiene importancia porque la historia juega a favor de la revolución.

Keiko tiene un difícil combate por delante. Aún si el Poder Judicial le permita hacer campaña en todo el país, ya las encuestas anuncian que Castillo le lleva diez puntos de ventaja. Keiko tendrá que multiplicarse y de ser el caso volar por los cielos en una alfombra mágica como las brujas de los viejos cuentos.  Pero Keiko tiene una ventaja. Los peruanos sabemos que el millón de venezolanos que vemos a diario no vinieron aquí por casualidad. Llegaron porque se morían de hambre en su patria con un régimen idéntico al cual la dupla Castillo-Cerrón propone llevarnos. El chavismo-madurismo-castrismo es muy bueno creando el caos, mejor aun haciendo desaparecer los bienes y reprimiendo a la oposición, pero muy malo para gobernar. Entonces la candidata de Fuerza Popular tendrá que atenerse a lo suyo, que respetará la Constitución y que al cabo de los cinco años se irá a su casa para enfrentar el juicio de sus compatriotas.

Si Castillo y Keiko aceptan los resultados de una elección limpia, entonces habrán  contribuido a construir la democracia, el primero sin quererlo y la segunda queriéndolo.

Martín Belaunde Moreyra
Bachiller en Derecho y Abogado por la PUCP y Magíster en Derecho Civil y Comercial por la USMP. Abogado en ejercicio especializado en Derecho Minero e Hidrocarburos.  Autor del libro “Derecho Minero y Concesión”. Ha sido Vice Decano, y Decano del Colegio de Abogados de Lima, y Presidente de la Junta de Decanos de los Colegios de Abogados del Perú y en el ámbito público: Embajador del Perú en Argentina y Congresista de la República del Perú en el período 2011-2016.

0 comments on “¿Castillo y Keiko construirán la democracia?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: