Opinión Tomás Marky

La filosofía del fracaso

El título del artículo es parte de una frase del más grande Primer Ministro que ha tenido Gran Bretaña, Sir Winston Churchill (1874-1965), Premio Nóbel de literatura en 1953, de gran oratoria y de liderazgo extraordinario para derrotar al nazismo durante la segunda guerra mundial.La frase completa de este paradigmático político inglés afirma «socialismo, es la filosofía del fracaso, el credo de la ignorancia, la prédica a la envidia. Su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria».Como doctrina,el comunismo está unido al pensamiento de dos filósofos alemanes, Karl Marx y Friedrich Engels, y fue desarrollada en el siglo XIX.      El comunismo, una utopía en realidad dado que no ha sido alcanzado por ningún país en el mundo, es una ideología que busca una sociedad sin clases sociales, el objetivo por el que plantean que los medios de producción estén en manos del Estado y no en manos privadas, postula que es el Estado el que debe repartir, de forma equitativa, los bienes y servicios entre la población de un país.La realidad histórica muestra sin embargo que tal aspiración se ha convertido en una distopía, demostrada en el fracaso de casi todos los países que adoptaron sus ideales.El país más grande del mundo, antiguamente la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, colapsó económicamente en 1989 y sus países satélites recuperaron su libertad y han iniciado, vía la economía de LIBRE MERCADO un inusitado crecimiento y desarrollo en diversos grados para beneplácito y bienestar de sus ciudadanos.Otro gigante del comunismo es la China, hoy República Popular China también adoptó esta ideología y sistema de gobierno el 01 de octubre de 1949, bajo la conducción de Mao Zedong.Mientras China siguió la economía que propugna esta ideología, no tuvo logros significativos para erradicar la enorme pobreza que padecía su gigantesca población y salir del subdesarrollo; de vivir Mao, probablemente China Popular seguiría siendo pobre.Fue a la muerte de Mao, cuando a partir de 1976, Hua Guofeng recurre a Den Xiaoping, quien con su pragmatismo, deja de lado las políticas revolucionarias en materia económica y, aun cuando de mantiene el centralismo y el carácter autoritario del Estado, pone en ejecución las reformas que, desde luego, incluían una economía de mercado, y se da inicio al formidable crecimiento y desarrollo de la China actual.      En nuestras cercanías, los ejemplos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, revelan el estrepitoso fracaso de las políticas económicas de esta ideología; en lo que sin duda han tenido éxito es en la represión criminal y sangrienta que practican así como en la pérdida de la libertad de sus ciudadanos con el horrendo añadido de la soplonería que se les inculca y que destruye familias y vínculos amicales dentro del  Estado policiaco en el que vive su ciudadanía.Stalin, Mao Zedong, Castro, Chávez y Maduro son responsables de millones de asesinatos que no dejan de horrorizar al mundo a medida que se obtienen datos más certeros y evidentes.      Richard Pipes en su voluminoso libro «La revolución rusa» señala, a nuestro parecer acertadamente, que los CONFLICTOS y RESENTIMIENTOS existentes en toda sociedad, para que se resuelvan pacíficamente o estallen en una revolución popular depende en gran medida de dos factores:1. La existencia de instituciones democráticas capaces de reparar los agravio por medios legislativos. (Es     decir INSTITUCIONALIDAD).2. La actitud de los intelectuales para avivar las llamas      del descontento social con el fin de OBTENER      PODER.Pipes, sostiene también que, las REBELIONES suceden; las REVOLUCIONES se hacen.En efecto, Pipes afirma que, al estallar una rebelión esta carece de pensamiento, es decir es visceral e inmediata.En cambio, una revolución implica una doctrina, un proyecto, un programa y procura institucionalizarse (Y por supuesto perpetuarse en el poder).Un somero análisis de estos postulados, nos hace ver aspectos parecidos a lo que está ocurriendo en nuestro país, donde en efecto han ocurrido muchas rebeliones siendo la más reciente la que protagonizaron los jóvenes de la llamada generación bicentenario que lograron deponer a un presidente que nadie quería.      En lo que concierne a la insurgencia subversiva con postulados doctrinarios comunistas de por medio, en nuestro país han ocurrido dos procesos que pretendían convertirse en una revolución e institucionalizarse en el país y se desarrollaron en los cuatro últimos decenios del siglo XX.El primero, a fines del primer lustro de los sesenta, se inició con Hugo Blanco en el Cusco, sin éxito en buena medida por la falta de apoyo de los marxistas peruanos; continuó con Luis de la Puente Uceda y otros seguidores del marxismo, se caracterizó por acciones focalizadas y de inspiración cubana. Fueron derrotados por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional y no tuvieron mayor trascendencia, habiendo sido sus motivos principales, los maltratos que sufrían los campesinos a manos de sus patrones, maltratos que continuaron en los procesos de migración de la sierra a la costa donde llegaron a vivir en casas muy precarias y en zonas marginales (Se les llamaba barriadas y luego pasaron a llamarse pueblos jóvenes)Luego, y ya en los ochenta, aunque se adoctrinaron varios años antes, salieron a la palestra dos movimientos de características terroristas, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) y Sendero Luminoso (SL).      El MRTA de inspiración cubana guevarista y de accionar sanguinario tuvo una connotación perversa vía el secuestro de ciudadanos adinerados a efectos de generar recursos.Se hizo muy conocido, incluso a nivel mundial, luego de la toma de la Embajada de Japón, en ese entonces la segunda economía mundial y el gran número de personalidades secuestradas.Terminó esta avezada acción terrorista, vía una brillante operación de las Fuerzas Armadas conocida y admirada en el mundo entero como la Öperación Chavín de Huantar»; y que significó, en la práctica, el fin de este movimiento terrorista.El segundo movimiento terrorista, sendero luminoso, de inspiración mariateguista (Por José Carlos Mariátegui pensador marxista), basó posteriormente su accionar en la doctrina maoista y, sin duda, es el movimiento terrorista y sanguinario que más crímenes cometió, especialmente entre campesinos,policías, personal de las Fuerzas Armadas y ciudadanos inocentes comunes y corrientes, tal como ocurrió en el atentado de la calle Tarata en Miraflores.Fue considerado por especialistas extranjeros como el movimiento terrorista más letal y sanguinario del hemisferio occidental.Fue derrotado por las Fuerzas Armadas en el campo y, en la ciudad, la Policía Nacional capturó a muchos de sus miembros siendo el más conocido su sanguinario líder Abimael Guzmán Reynoso (a) camarada Gonzalo.Aparentemente terminó su lucha armada con estas derrotas; sin embargo, con el llamado recodo de Guzmán este movimiento terrorista dió inicio a su llamado trabajo político con el objetivo de tomar el poder a través del proceso eleccionario de la democracia.Para lograr su cometido iniciaron su trabajo político en las universidades y en los colegios públicos buscando un adoctrinamiento temprano, también pusieron la mira en la captura de la Derrama Magisterial para fines de financiamiento.      En esta muy apretada síntesis, hemos tenido el propósito de traer a colación algunas referencias sobre la subversión terrorista en nuestro país, siendo de interés precisar que dentro de su trabajo político, sendero luminoso ha creado varios organismos de fachada siendo entre ellos muy importante el llamado MOVADEF (Movimiento por la amnistía y derechos fundamentales)que a su vez ha generado el CONARE SUTE a efectos de infiltrar y capturar el SUTEP (Sindicato único de trabajadores de la educación peruana).Estos organismos de fachada, afirman los especialistas, son los que tienen filiación con el candidato de Perú Libre de declarada ideología comunista cuyo objetivo, según afirma el médico educado en Cuba que fue gobernador de Junín, y condenado por corrupción, es TOMAR EL PODER Y NO DEJARLO NUNCA MÁS.Terrible disyuntiva que enfrentan algunos peruanos indecisos, sin decisión firme en su voto, y que disciernen en esa suerte de dicotomía de escoger entre el ABISMO y la MISERIA y nuestra DEMOCRACIA IMPERFECTA pero que siempre será auspiciada por la LIBERTAD y la ESPERANZA.      Recordar, que no en vano, Gary Kasparov, ciudadano ruso y hoy de nacionalidad croata, reconocido campeón mundial de ajedrez y uno de los mejores de todos los tiempos en el juego ciencia dijo:»Es bueno que ahora tengan opiniones sobre el COMUNISMO, porque una vez que estén viviendo en él, ya no podrán tener una opinión al respecto'»

Tomás Teobaldo Marky Montero.
Estudió en la Escuela Militar de Chorrillos, egresando el 01 de Enero de 1965. Pertenece al arma de infantería y es General de división en situación de retiro. Es graduado de la Escuela Superior de Guerra del Ejército y del Centro de Altos Estudios Militares. Fue Jefe Político Militar de Ayacucho, Comandante General de la Tercera y Cuarta Regiones Militares; Inspector General del Ejército y, Jefe del Estado Mayor General del Ejército.

1 comment on “La filosofía del fracaso

  1. Martín BelUnde Moreyra

    Excelente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: