Luis Otoya Trelles Opinión

El futuro de la educación en campaña

La educación ha sido, es y seguirá siendo el pilar en el que se debe sustentar la posibilidad de un mejor futuro para nuestro país.

Lamentablemente los gobernantes en las últimas dos décadas no le han dado la importancia que se merece y no han sido capaces de comprometerse en diseñar, aprobar y respetar en su ejecución una reforma educativa que se mantenga en el tiempo, al margen de qué partido gobierne y de quién sea el Ministro de Educación.

Para comenzar deberíamos comprometernos en recuperar la calidad de la educación pública, pero reorientándola hacia una EDUCACIÓN CON VALORES. Estamos sufriendo ahora las consecuencias de esta desatención que nos obliga a hacer correcciones de inmediato para fortalecer los cuatro ejes sobre los que debemos enfocarnos, comenzando por revalorar al maestro, poniéndonos de acuerdo para mejorar los contenidos educativos, trabajando para disminuir la brecha existente de escuelas que permita atender la demanda de educación pública gratuita y finalmente acortando plazos para impulsar la digitalización de la educación, adecuándola a modelos de educación a distancia.

Soy un convencido que EL CAMINO MÁS CORTO HACIA LA IGUALDAD ES LA EDUCACIÓN. La educación pública de calidad pondría en igualdad de condiciones para competir a los estudiantes de colegios y universidades estatales con los estudiantes de la educación privada.

Siempre comparo el fútbol con la realidad de nuestro país. He sido dirigente de las divisiones menores en el fútbol porque pienso que si no seguimos formando buenos deportistas desde pequeños, nunca más volveremos a ir a un mundial. De igual forma creo que, si no promovemos la educación con valores desde niños en la casa, en el colegio con buenos maestros, en las iglesias fortaleciendo la FE, no tendremos mejores jóvenes, mejores ciudadanos y mucho menos mejores autoridades.

La clase política es mal percibida desde hace muchos años. Esto ha desmotivado a muchas personas que teniendo la capacidad y las credenciales para participar deciden no hacerlo por temor a salir “chamuscados” en el intento.

Muchos de los ocho millones de peruanos que indiferentes no asistieron a votar en la primera vuelta, junto a los que votaron por una opción diferente a los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta, ahora forman parte de un sólido bloque mayoritariamente urbano, quienes son los protagonistas en la campaña para defender la democracia.   

Un profesor de primaria, que no ejerce la docencia por estar en licencia sindical desde hace muchos años, lidera las propuestas radicales y las encuestas que preocupan a la mitad de los peruanos.

El candidato, al que sus simpatizantes llaman maestro o amauta, en algún momento ha tenido la responsabilidad de contribuir en la formación y educación de niños. Lo que genera duda es si sus enseñanzas escolares están alineadas en valores con sus propuestas de apropiarse de lo que no es suyo y su actitud de no respetar lo que acuerda.

El futuro de la educación y de nuestro país, según la decisión que tomemos al momento de votar nos pone ante dos opciones. La primera nos puede llevar por un camino que exige una reflexión previa, para cambiar la orientación en la forma de gobernar, que permita dar solución a las grandes necesidades de los peruanos olvidados. La segunda opción, nos puede obligar a una travesía por un peligroso sendero junto a una multitud que por ilusas promesas tiene una venda en los ojos que no les permite ver que tan cerca del abismo podremos estar.

¿Educación o adoctrinamiento? ¿Camino o Sendero? ¡Tú Eliges!

Luis Otoya Trelles
Comunicador con 42 años en la publicidad y el marketing. Columnista de VOX POPULI y DIARIO EXPRESO. He sido: Director de la APAP, Director de United Way International Perú, Presidente del Tribunal de Ética de la SNRTV, Presidente y fundador del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Director Divisiones Menores de Alianza Lima. Soy una persona libre que persigo mi sueño de contribuir con mi país, He decidido participar activamente en política asumiendo el riesgo de terminar frustrado y salir chamuscado en el intento.

0 comments on “El futuro de la educación en campaña

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: