Luis Otoya Trelles Opinión

¡Perúqueando ando!

El terrorismo azotó al Perú por más de una década, causando más muertes que las declaradas hasta ahora por el MINSA por la pandemia. La mayoría de los fallecidos han sido nuestros campesinos, gente humilde, quienes fueron en su mayoría las grandes víctimas de la insania subversiva.

Una parte importante de los peruanos que se mantuvieron indiferentes, ante los mediocres gobiernos de los últimos quince años, ahora han reaccionado saliendo de su zona de confort, como impulsados por resortes, ante   la posibilidad que gane en segunda vuelta el candidato que representa a los grupos radicales.

La frustración y desesperanza de los peruanos olvidados durante los últimos veinte años se viene reflejando en su firme decisión de mantener su intención de voto como una protesta silenciosa que ahora a muchos les hace ruido.

Por otro lado, el candidato del lápiz hasta ahora puntero en las preferencias electorales, se ha ganado algunos puntitos en las encuestas victimizándose ante el innecesario “terruqueo”. Ante la evidencia y dudas de la opinión pública acerca de quién toma las decisiones en su campaña, Pedro ha negado a Cerrón más veces que el apóstol a Jesús. Sus seguidores le tienen tanta fe que ni las más graves denuncias terminan afectando el voto duro de los suyos.

Todo parecía ir viento en popa en la campaña, tanto que dando la impresión de sentirse muy seguros del triunfo, algunos de sus congresistas electos han radicalizado sus posturas al expresar sin sonrojarse cómo pondrán en marcha sus afiebradas propuestas desde su primer día de gobierno.

Los que hemos vivido y sufrido la época del terrorismo sabemos lo que se siente ver cuando nuestros hijos estudiaban con velas ante las frecuentes voladuras de torres de energía eléctrica que nos dejaban a oscuras. Quizá muy pocos valoran ahora o saben lo importante que era un grupo electrógeno para los empresarios de todos los tamaños. Tener uno era asegurar la posibilidad de seguir produciendo, mientras se reconectaba la energía, para poder pagar salarios a fin de mes.

Importantes empresas extranjera cerraron sus operaciones en nuestro país ante las constantes amenazas de sufrir atentados en caso de no aceptar pagar los cupos que les exigían. Miles de empresas quebraron dejando a miles de peruanos sin empleo.

El terrorismo ahuyentó la inversión, afectó a las empresas, a los comercios, industrias. Afectó principalmente a la clase trabajadora, porque las opciones laborales escasearon y los salarios disminuyeron.

La subversión dinamitó la confianza y esperanza de un pueblo. Ahora muchos, especialmente los jóvenes, no tienen la más mínima idea del riesgo que podemos enfrentar. Aún no saben lo que es vivir en permanente zozobra ante la posibilidad que un “coche bomba” explote cerca de ti o de los tuyos.

El despiadado asesinato de dieciséis personas, ocurridos el pasado domingo en el Vraem, es una pésima señal para la democracia que se siente amenazada por los que pretenden atemorizar a los electores para obligarlos a votar contra su voluntad por el lápiz.

El 6 de junio nos jugamos todo. Esta vez la decisión estará en nuestras manos. Nuestro voto será decisivo para elegir el mejor camino. El camino que acorte las distancias que nos separan. El camino hacia el encuentro con los peruanos olvidados. Tenemos aun tiempo para revertir la ventaja. Keiko Fujimori tiene la oportunidad de poder convencer con sus mejores propuestas a los que hasta ahora están eligiendo el peligroso sendero que nos podría llevar hacia un profundo abismo.

Sabemos que los grupos radicales no aceptarán la derrota, pero considero que será mejor defender ahora con nuestros votos la democracia, que luchar mañana en las calles contra una dictadura perennizada en el poder.

Vayamos a votar por EL PERÚ, luciendo orgullosos la camiseta de nuestra selección. 

¡ESTE PARTIDO LO TENEMOS QUE GANAR!

Luis Otoya Trelles
Comunicador con 42 años en la publicidad y el marketing. Columnista de VOX POPULI y DIARIO EXPRESO. He sido: Director de la APAP, Director de United Way International Perú, Presidente del Tribunal de Ética de la SNRTV, Presidente y fundador del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Director Divisiones Menores de Alianza Lima. Soy una persona libre que persigo mi sueño de contribuir con mi país, He decidido participar activamente en política asumiendo el riesgo de terminar frustrado y salir chamuscado en el intento.

0 comments on “¡Perúqueando ando!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: