Luis Otoya Trelles Opinión

Un futuro ilegible

Los resultados de la votación, que comenzaron a darse el domingo por la noche, han sido un carrusel de emociones para los simpatizantes de uno y otro partido. En la boca de urna de Ipsos ganaba la candidata, en el conteo rápido del mismo IPSOS ganaba el candidato y en los primeros anuncios de la ONPE ganaba la candidata. Escuché a algunos decir que festejaron y se fueron a dormir con Castillo como presidente y despertaron con Keiko como presidenta.

Pasadas las horas, unos preferían creerle al conteo rápido, otros a la boca de urna. Sólo algunos pocos, previendo un resultado final estrecho, comenzaron a preocuparse por lo que podía haber pasado en las urnas por la forma abrumadora con la que en candidato del lápiz había ganado en Apurímac, Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Puno. Resultaba sospechoso que hubiera cientos de actas en las que no se encontraran votos a favor de la candidata.

El lunes, la candidata mostró su preocupación, a la ONPE y JNE, por presuntas irregularidades detectadas en el proceso de votación y escrutinio. Hace unas horas ha formalizado su reclamo pidiendo la anulación de 802 actas, además de impugnar otras y solicitar la resolución de las actas impugnadas por los personeros de Castillo. Hay de por medio quinientos mil votos que decidirían la votación a favor de la candidata.

La ONPE está muy cerca de terminar de procesar y contabilizar el 100% de las actas de mesas de sufragio a nivel nacional y del exterior del país. Pero será muy importante que antes de anunciar las cifras finales, haya concluido con resolver las observaciones e impugnaciones de las actas presentadas por los candidatos.

Genera dudas la neutralidad y objetividad de la ONPE al conocerse que una parte de las actas habían sido consideradas por ellos como ilegibles y no haber sido contabilizadas. Luego de las denuncias, se demostró que dichas actas eran totalmente legibles. ONPE, ante la evidencia corrigió el “error”, pero queda la desconfianza. ¿Quién decidió que lo legible era ilegible? ¿Cuál fue el criterio? ¿Hubo colusión para el delito? ¿Se ha determinado quién fue el responsable?

El JNE tiene la gran responsabilidad de resolver a la brevedad posible, con solvencia e imparcialidad, las actas observadas e impugnadas. A partir de su decisión se definirá quién gobernará en nuestro país los próximos cinco años.

Los ciudadanos exigimos a los organismos electorales firmeza para que se respeten nuestros votos. Las denuncias presentadas son muy serias, tan serias que si Fuerza Popular hubiese adulterado actas, reemplazado votos o se hubiera coludido con los responsables de la ONPE y el JNE para presentar actas como ilegibles o que sean permisivos ante las maniobras de nuestros personeros, estoy seguro que el proceso se estaría anulando. 

El escenario social es muy delicado. La incertidumbre que vivimos nos tiene cada día más enfrentados en posiciones totalmente opuestas. Nos estamos jugando mucho en estas elecciones. No estamos jugando el futuro del Perú.  Un futuro que en los últimos días hemos comenzando a ver borroso e ilegible. El domingo pasado, los que creemos en la DEMOCRACIA y LA LIBERTAD tuvimos en nuestras manos la oportunidad de decidirlo con nuestros votos. Creemos que fueron suficientes, pero nuestro adversario para evitarlo se ha encargado de impugnar sin razón las actas que nos permitirían alcanzar el éxito.

Ahora la decisión está en manos del Jurado Nacional de Elecciones quien nos deberá mostrar transparencia e imparcialidad en el proceso. Su desempeño será determinante para legitimar al nuevo gobierno y darnos la tranquilidad social a todos los peruanos para comenzar a reconciliarnos.

Luis Otoya Trelles
Comunicador con 42 años en la publicidad y el marketing. Columnista de VOX POPULI y DIARIO EXPRESO. He sido: Director de la APAP, Director de United Way International Perú, Presidente del Tribunal de Ética de la SNRTV, Presidente y fundador del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Director Divisiones Menores de Alianza Lima. Soy una persona libre que persigo mi sueño de contribuir con mi país, He decidido participar activamente en política asumiendo el riesgo de terminar frustrado y salir chamuscado en el intento.

0 comments on “Un futuro ilegible

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: