Martín Belaunde Opinión

Dile a Mario para que le diga a K

Cuando escribo estas líneas el Jurado Nacional de Elecciones bajo la presidencia de Jorge Luis Salas Arenas ha anunciado que el Pleno del Jurado modificó su anterior acuerdo para no examinar 800 Actas impugnadas por Fuerza Popular. Quizás esa decisión haya tranquilizado al Presidente Sagasti, quien en su nerviosismo no tuvo mejor idea que llamar a Mario Vargas Llosa para presionar a Keiko Fujimori que conceda su presunta derrota, actitud que constituye una presión indebida sobre un tercero con el proposito de influir en los resultados electorales. En el diálogo telefónico Sagasti mencionó que él tenía sus propias matemáticas. Lamentable esfuerzo que revela falta de serenidad de quien ejerce la Presidencia de la República hasta el próximo 28 de julio. Queda la pregunta sobre las verdaderas causas de un súbito cambio de criterio dentro del JNE en menos de 12 horas. ¿La presión de Sagasti? Pronto lo sabremos.

La función del Jefe de Estado no es ungir triunfadores ni presionar a las autoridades electorales que invaliden votos legítimos ni que escondan actas fraudulentas. Recientes encuestas afirman que un 78% del público tiene una percepción de fraude. El conteo de votos respecto de las actas impugnadas debe trasmitirse televisivamente por medios estatales y las deliberaciones del JNE también deben ser públicas. Muchos dirán que eso  nunca se ha  realizado anteriormente. Cierto pero un resultado tan ajustado como el actual lo merece, para que la cifra final tenga legitimidad y no fuere el resultado de vivezas fraudulentas perpetradas en niveles inferiores. ONPE y el JNE son conscientes que hay mil ojos sobre ellos y la historia de esta elección no terminará mañana.

Sin duda alguna que con arreglo al artículo 118 de la Constitución corresponde al Presidente de la República “velar por el orden interno y la seguridad exterior de la República” (inciso 4) así como “cumplir y hacer cumplir las resoluciones del Jurado Nacional de Elecciones” (inciso 10). De acuerdo al artículo 177 el sistema electoral está conformado por dicho Jurado, la ONPE y el RENIEC. Los tres actúan con autonomía y mantienen relaciones de coordinación de acuerdo con sus atribuciones. Obviamente esto significa  resguardo policial para que las manifestaciones de los partidos políticos no se desborden en ataques físicos contra sus instalaciones o sus miembros. Eso ocurrió el día sábado 12 de junio cuando los votantes de Fuerza Popular convergieron con los partidarios de Perú Libre frente al local de la JNE sin choques que lamentar.

Estamos en una encrucijada política en la cual la defensa de un resultado limpio es crucial. Pero también lo es que los partidos políticos comprendan que debe buscarse un gobierno de unión nacional que busque una solución práctica y rápida para vencer la actual crisis sanitaria y económica. La solución de la primera  ayudará a la segunda. El señor Vladimir Cerrón está divulgando catorce puntos como si él fuera  quien ejercerá las tareas  del gobierno a partir del próximo 28 de julio. ¿Será Castillo un títere en sus manos en la hipótesis de que fuere proclamado vencedor?  Hoy pregunta sin respuesta.

En la hipótesis contraria, que Keiko sea electa Presidenta, es indudable que deberá nombrar un gabinete para alcanzar consensos rápidos y viables. Su equipo técnico revela claramente que tiene la capacidad técnica para reactivar la actividad económica y que existen los medios financieros para cumplir esa tarea. Casi nueve millones de ciudadanos han votado en ese sentido, entre ellos el autor de estas líneas. Mientras tanto hay que defender esos votos por todos los medios pacíficos a nuestro alcance.

Martín Belaunde Moreyra
Bachiller en Derecho y Abogado por la PUCP y Magíster en Derecho Civil y Comercial por la USMP. Abogado en ejercicio especializado en Derecho Minero e Hidrocarburos.  Autor del libro “Derecho Minero y Concesión”. Ha sido Vice Decano, y Decano del Colegio de Abogados de Lima, y Presidente de la Junta de Decanos de los Colegios de Abogados del Perú y en el ámbito público: Embajador del Perú en Argentina y Congresista de la República del Perú en el período 2011-2016.

0 comments on “Dile a Mario para que le diga a K

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: