Martín Belaunde Opinión

Tribunos con mandato vencido

El Tribunal Constitucional  tiene su antecedente inmediato en la Constitución de 1979 que lo creó con el nombre de Tribunal de Garantías Constitucionales compuesto por 9 miembros, tres designados por el Congreso, tres por el Poder Ejecutivo y tres por la Corte Suprema. Tuvo por objetivo fundamental ser el órgano de control constitucional y sus integrantes  tenían un período de seis años. Para ser elegido, se exigían los mismos requisitos de los jueces de  la Corte Suprema y además probada ejecutoria democrática y defensa de los derechos humanos. La Constitución de 1993 lo recreó  con el mismo objetivo, con el nombre de Tribunal Constitucional (TC), integrado por siete miembros elegidos por el Congreso mediante un voto calificado de los dos tercios del número legal de sus miembros por un período no reelegible de cinco años.

Curiosamente, ninguna de las dos constituciones previó la posibilidad de que, vencido el mandato de los magistrados, estos no fueran reemplazados antes del vencimiento de sus mandatos. En el artículo 10 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional No. 28301, tal como fue modificada por la Ley 28943 (El Peruano, 22/12/2006), se estableció que, antes de los 6 meses de la expiración de los cargos de los magistrados, el Presidente del TC debe dirigirse al Presidente del Congreso  para iniciar el procedimiento de su elección con el agregado de que dichos magistrados “continuarán en el ejercicio de sus funciones hasta que hayan tomado posesión quienes han de sucederlos”.

En tal virtud, los magistrados o tribunos, como coloquialmente se les llama, pueden permanecer indefinidamente en sus cargos hasta que sean reemplazados por el Congreso. Y eso puede tardar años como estamos viendo. En la historia del TC, solo un magistrado, Ricardo Beaumont Callirgos, dejó el cargo al vencimiento de su mandato por consideraciones ético morales. Bien por él, pero el ejemplo no fue seguido por ninguno de sus colegas. Nos encontramos frente a una situación legal pero definitivamente de una cuestionable legitimidad. Tal situación en mi opinión debe cambiar, ¿pero cómo?

He ahí el gran problema. El intento del Congreso saliente de reemplazar a los tribunos hasta ahora ha fracasado por la oposición combinada del Poder Ejecutivo  y  del Poder Judicial con la complicidad del Ministerio Público y hasta de la Comisión Interamericana de Derecho Humanos (CIDH) de la OEA. ¿Cómo superar esta situación cuando el 26 de julio vence el mandato del actual Congreso? Si no se produce algún nombramiento en el curso de la presente semana, el TC seguirá con su actual composición hasta que el nuevo Congreso sustituya a los seis magistrados con  mandato vencido, a los que pronto se les unirá el séptimo cuyo período vence el próximo año. Sin embargo por la propia composición del nuevo Congreso, en el cual la oposición podrá ser elegida para la Junta Directiva con una estrecha mayoría, eso no garantiza, sin embargo, que puedan elegir a los magistrados del TC para lo cual se requieren 87 votos. He ahí la  cuestión como diría Hamlet.

¿Entonces, qué hacer? Crear una corriente de opinión que mueva a las personas de toda clase y condición, para que los tribunos con mandato vencido se vayan a sus casas y el Congreso se vea en la obligación de reemplazarlos o de lo contrario que se paralice el funcionamiento del TC. Esa situación obligará a que se llegue a un acuerdo para nombrar a magistrados de diversas tendencias pero con las mejores credenciales imaginables. ¿Será posible? Solo Dios lo sabe. En esa situación nos encontramos.

Martín Belaunde Moreyra
Bachiller en Derecho y Abogado por la PUCP y Magíster en Derecho Civil y Comercial por la USMP. Abogado en ejercicio especializado en Derecho Minero e Hidrocarburos.  Autor del libro “Derecho Minero y Concesión”. Ha sido Vice Decano, y Decano del Colegio de Abogados de Lima, y Presidente de la Junta de Decanos de los Colegios de Abogados del Perú y en el ámbito público: Embajador del Perú en Argentina y Congresista de la República del Perú en el período 2011-2016.

0 comments on “Tribunos con mandato vencido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: