Hans-Peter Firbas Opinión

Los perros: seres que van más allá que nosotros

Desde hace mucho tiempo, mi familia está compuesta por perros y gatos. Hubo unos buenos años que pasaban la media docena. El haber compartido mi existencia con esos tesoros me enseñó que ‘ellos’ están siempre un paso delante de nosotros, me llamaban la atención. Siempre aprovecho cada momento para recabar información. Ellos se comportan de manera extraña, algo difícil de explicar, ven cosas que los humanos no, huelen olores que son irreconocibles para el hombre.

Nuestros gatos y perros ven, escuchan y huelen mejor que nosotros y no tenemos acceso a espectros visibles o auditivos que ellos sí tienen. El espectro visible del ser humano con respeto a la luz posee un rango que va desde el rojo hasta el violeta, mientras que, gracias a estudios científicos en las universidades de mayor prestigio internacional, se ha confirmado que los perros tienen la capacidad de recibir tanto la luz ultra roja como la ultra violeta.

Se ha llegado al extremo de lanzar la teoría estructural de que ellos son capaces de ver ‘el calor’ como una especie de termógrafo. Nadie nunca pensó que los perros podrían ver las luces ultravioletas. En la lente de los ojos humanos, tenemos unos filtros que impiden que veamos ciertas frecuencias. Estas frecuencias están vetadas para el hombre.

Pero ¿por qué? Para poder ver mejor en menos rango de frecuencia visual y para que este órgano sea más duradero y efectivo a través de los años. Lo mismo sucede con sus oídos: Escuchan sonidos, ruidos o información auditiva que para nosotros es simplemente silencio. Los oídos más sensibles del humano están entre los 20 y 20,000 Hz. Ahora nos referimos a los infrasonidos y a los ultrasonidos. Lo mismo que con los ojos. Si seguimos, el olfato es otro sentido para ellos muy superior. Y ni me refiero a su memoria olfativa impresionante. Recordar olores específicos después de muchos años.

Los que tenemos familiares perros debemos comprender sin dudar que su vida es guiada por los olores. Su cerebro y su psique tienen como el diamante a la comunicación olfativa. Con oler algo, su mente analiza el olor y luego lo interpreta. Dónde estuviste, con quién, cuánto tiempo. Es alucinante, una locura.

Como conclusión, lo que usted y yo percibimos es una pequeñez en comparación a nuestros seres peludos tan queridos y respetados. Por eso que yo aprendo de ellos y mi recordado Fritz me dio unas clases maestras con solo mirarme o darme una lamida en el lugar dónde sufría un dolor.

Nunca terminaría de darles detalles, muchos de ellos están en mi Blog. Si eres aliado de tus perros por décadas y los atiendes como si fueran tus hijos, es decir, con interés e inteligencia, serás feliz. Si tiene la bendición de vivir con perros o gatos métase en su cabeza que no son objetos. Son seres vivientes con mayores habilidades que el ser humano. No se confunda. El que tiene que aprender es usted y no ellos. Quedará maravillado si toma la decisión correcta de darle un merecido lugar en casa a ese milagro de la naturaleza: el perro.

Hans Firbas.
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa SIP.

0 comments on “Los perros: seres que van más allá que nosotros

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: