Mario Cabani Opinión

Hablemos de salud Sr. Presidente: emergencia en la salud pública

Einstein decía: “En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Y todos estamos convencidos que el Perú está en un momento de crisis económica, sanitaria, política y de valores fundamentales, por lo que bien cabe esta frase de Einstein.

Imaginemos que la variante Delta, que ya está en el Perú, siga expandiéndose como en cualquier otro país donde su aumento exponencial lleva a una nueva cuarentena y que ciertas vacunas no tengan la eficacia que dicen tener para esta nueva variante o con las variantes de sus variantes, ¿qué sucedería con el Perú entonces? ¿los médicos y personal de salud nos enfermaremos con la nueva variante? ¿A quién se le echará la culpa de las decisiones que se toman en pandemia ahora que se ve el inicio de un rebrote?

Sr. Presidente, no permita que volvamos a una tercera ola en su gobierno porque sería catastrófico, cerrar nuevamente los precarios negocios que están luchando por no quebrar, por el alza de los precios de los insumos y del dólar, arrastrando deudas bancarias que llevaría a un desempleo aún mayor y a una pérdida de credibilidad de su mandato.

Sr. Presidente, las medicinas aún siguen caras, aún tenemos los mismos 31 medicamentos básicos del PNUME para la población que el ministro Zamora dejó. En el mundo existen muchísimos medicamentos genéricos que podrían abaratar el tratamiento de muchas enfermedades y disminuir los presupuestos en compras de los mismos, pero con certificado de calidad previa. Dé la orden para que haya un nuevo listado y la población pueda acceder a un tratamiento digno de sus dolencias y no sólo de las enfermedades más frecuentes, sobre todo del cáncer, que está cobrando muchas vidas de pacientes que fueron olvidados en esta pandemia. Es por esto que hay que ser imaginativos, en esta crisis más importante que un hospital a largo plazo, es proveer medicamentos genéricos de bajo costo que se vendan en farmacias hasta que los hospitales se construyan. Los hospitales están abarrotados y a veces sin algunos medicamentos, insumos o dispositivos médicos porque no hay stock o porque el SIS no los garantiza.

Sr. Presidente, ¿estamos preparados para una tercera ola?, ¿La velocidad de vacunación la contendrá?, ¿hay suficientes camas hospitalarias y camas UCI para internar a los pacientes?, ¿las postas y centros de salud periféricos y de las zonas más alejadas del Perú profundo están preparados para contener a los pacientes infectados con concentradores de oxígeno y medicamentos suficientes para tal efecto? Esas preguntas que el pueblo le hace tienen que tener una respuesta, y como Nelson Mandela dijo: “todo parece imposible hasta que se hace”.

Mario Cabani
Médico, gestor en proyectos de innovación y bienestar social, graduado como médico cirujano en la Universidad Nacional de San Marcos. Realizó estudios de postgrado en el Hospital Universitario Pedro Ernesto entre 1991- 1993 en Cirugía General y 1993 – 1996 en cirugía plástica con certificado por la Universidad Estatal de Rio de Janeiro, Brasil. Fundador y gerente general de empresas dedicadas a salud, agricultura y construcción, así como de Organizaciones sin Fines de Lucro con convenios nacionales e internacionales para la atención gratuita de pacientes desfigurados y el mejoramiento genético de embriones vacunos.

0 comments on “Hablemos de salud Sr. Presidente: emergencia en la salud pública

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: