Luis Otoya Trelles Opinión

¿Dudar o creer?

Hemos vivido dos intensas semanas de desgobierno en las que nos hemos visto obligados a hacer un repaso de lo que aprendimos sobre sinónimos y antónimos en nuestra época escolar. En pocos días, hemos sido testigos de nombramientos y destituciones, marchas y contramarchas, enfrentamiento antes que conciliación y prepotencia a falta de tolerancia.

Nos preocupan algunos gestos y señales del nuevo gobierno que nos hacen dudar sobre la transparencia de su accionar y si realmente son conscientes de las consecuencias de sus decisiones.

Confrontación: Mantener alejada a la prensa y poner rejas para impedir su paso es una clara señal de peligro para el futuro de la libertad de expresión en nuestro país. La labor de nuestros periodistas en la búsqueda de la verdad no puede ponerlos en riesgo de terminar tras las rejas.

Torpeza: Hace dos días nos daba tranquilidad saber que Julio Velarde, presidente del BCR, había decidido permanecer en el cargo si en su directorio se designaban profesionales que tuvieran el perfil necesario para asegurar la continuidad a las políticas monetarias que contribuyeran a fortalecer la economía de nuestro país. Lamentablemente, la reunión que tenía pactada con Pedro Castillo, para formalizar su permanencia fue postergada sin definir nueva fecha. Resultado: el dólar que había bajado por su posible permanencia, volvió a subir para alcanzar un récord máximo en muchos años.

Prepotencia: Parece que el gobierno de Pedro Castillo no tiene el más mínimo respeto y aprecio por la labor que desempeña nuestra Policía. Ahora quieren imponer la participación de las rondas campesinas en la seguridad ciudadana. No podemos dejar de reconocer la contribución de los ronderos en nuestra sociedad, especialmente en las zonas alejadas de nuestro país, pero consideramos esta posibilidad como una afrenta a la Policía y un resquebrajamiento a su autoridad, si se permite que en paralelo exista otra fuerza del orden.

Provocación: Jurar como ministros a personas vinculados a la subversión, parece una burla a los miembros de nuestras Fuerzas Armadas que enfrentaron con valor a Sendero Luminoso y al MRTA.

Mediocridad: Nombrar en importantes puestos de la administración pública a personajes que no tienen el perfil, ni la experiencia para desempeñar el cargo encomendado, es una desmotivación a los funcionarios públicos que, respetando la meritocracia, han hecho carrera en el Estado.

Impaciencia: Por poner en marcha su perverso plan de convocar a una asamblea constituyente. Esto necesariamente pasa por cerrar antes el Congreso. Para lograrlo, no se sonrojan al anunciar que están buscando que se niegue la confianza a dos de los mediocres gabinetes que están dispuestos a presentar.

Ambigüedad: Un día el mandatario dice que no es estatista, ni expropiador. Al día siguiente, el primer ministro dice que el sector energético tiene que estar en manos del estado. En el discurso del 28 de julio se anuncia la integración del sistema de salud. Ayer, el nuevo presidente de EsSalud anunció que ya no se unificarán los sistemas.

En síntesis, este breve recuento de gestos y señales genera incertidumbre y desconfianza, no sabemos si dudar o creer. Todos esperamos reglas claras para comenzar a creer, especialmente los que no votamos por Pedro Castillo y queremos seguir viviendo en nuestro querido Perú.

Luis Otoya Trelles
Comunicador con 42 años en la publicidad y el marketing. Columnista de VOX POPULI y DIARIO EXPRESO. He sido: Director de la APAP, Director de United Way International Perú, Presidente del Tribunal de Ética de la SNRTV, Presidente y fundador del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Director Divisiones Menores de Alianza Lima. Soy una persona libre que persigo mi sueño de contribuir con mi país, He decidido participar activamente en política asumiendo el riesgo de terminar frustrado y salir chamuscado en el intento.

0 comments on “¿Dudar o creer?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: