Gonzalo García Núñez Opinión

Arepa a la noruega

Dag Nilander, representante del Reino de Noruega, preside la mesa de negociación entre el gobierno bolivariano de Venezuela y la plataforma unitaria de la oposición, abierta desde el lunes en tierra mexicana.

La negociación reúne a todas las fracciones políticas enfrentadas y tiene el objetivo de llegar a un acuerdo que resuelva las diferencias entre las partes a través de la negociación como método consensual.

El dialogo se ha iniciado el viernes 13 de agosto en México asistido por el Reino de Noruega, el propio México y Rusia, estando abierto a la participación de países amigos, como los EE. UU, en la capital de Zapata.

El 15 próximo pasado ha sido difundido un comunicado de apoyo al diálogo sobre Venezuela, suscrito por la cancillería peruana. Respalda este grupo de contacto ante la evidencia del agotamiento del “grupo de coordinación” de Lima cuyos parcos resultados lo hicieron ineficiente.

La agenda a tratarse entre gobierno y oposición tendrá como objetivos la superación de la crisis diplomática y política del país de Bolívar que, de llegar a un acuerdo oportuno entre partes, daría curso a la participación de la ciudadanía dentro de un proceso político electoral consentido por todos y supervigilado por instancias internacionales independientes.

Por lo pronto dicha agenda contempla el establecimiento de garantías que incluye, por cierto, un cronograma electoral; el levantamiento de sanciones acompañado de la restauración de derechos a los activos. Y, el respeto constitucional al Estado de derecho, la convivencia política y social, la renuncia a la violencia y la reparación de sus efectos.

El delegado plenipotenciario del gobierno es el Sr. Jorge Rodríguez, consensual presidente de la Asamblea Nacional llanera y, de otra parte, el Sr, Gerardo Blyde, ex alcalde de Baruta, ex parlamentario, personaje próximo a Guaido, que encabeza la multipartidaria delegación opositora.  A este último lo acompañan: el Sr. Tomás Guanipa, embajador designado por el Parlamento del 2015 ante Colombia; el Sr, Carlos Vecchio, que fuera embajador interino de Guardó en Estados Unidos; el dirigente del partido Nuevo Tiempo, Don Luis Emilio Rondón padre; y la Sra. Mariela Magallanes, diputada venezolana antes exiliada en Italia, Habrá un secretariado ejecutivo reservado a una abogada escogida entre otros delegados.  

Está representado políticamente toda la paleta de colores; el partido Acción Democrática, el apra veneca; el COPEI de inspiración social cristiana, lo que aquí serían las huestes del PPC; Causa Radical; Nuevo Tiempo, personalidades como Stalin González, destacado dirigente opositor.

¿Por qué razón la negociación venezolana tiene tanta importancia para el Perú? En primer lugar, por la presencia de cerca de un millón doscientos mil migrantes que decidieron abandonar el mercado de trabajo de ese país y fueron recibidos solidariamente por el Perú. Claro que en el contexto de una pandemia como la del corona virus 19, la presencia de los ciudadanos del vecino país adquiere una mayor significación puesto que incorpora las obligaciones sanitarias de nuestro país, ir al colegio, vivienda y alimentación, admitiendo como es evidente que la escasez y necesidad se extiende también a las familias peruanas.

En segundo lugar, hay un tema vinculado al empleo, o mas bien, a la falta de empleo generado por la enfermedad y las causas estructurales de nuestro subempleo por ingresos, el subempleo por horas-informalidad-, subempleo por educación, por salud, entre otros gatillos de la inseguridad laboral. Si Venezuela logra superar sus diferencias por el dialogo, sin duda habrá un considerable numero de ciudadanos con capacidades y habilidades que volverán a ofertarlas en el mercado de labor.

Afortunadamente el alza del precio de petróleo a niveles muy importantes para el estándar de precios internacionales abre la posibilidad que la economía veneca, a cuya moneda nacional se le ha cercenado seis ceros, tenga como expandir sus mercados de bienes y servicios que son indispensables para una reactivación económica.

En tal circunstancia, cabe suponer que el Perú puede poner el hombro para mejorar las condiciones de la reactivación de los mercados de nuestro hermano país. Hay también mecanismos de coordinación económica y financiera, desde el Fondo Latinoamericano de Reservas y el Banco latinoamericano de inversión (CAF), dentro del contexto de la Comunidad Andina de Naciones a la que Venezuela debiera retornar, y otros de las instituciones financieras multilaterales como el Banco Interamericano (BID),          BM, sin perjuicio de entidades especializadas de Naciones Unidas y los grandes bloques como la Federación Rusa, China, Unión Europea, países asiáticos. 

Es bien sabido que los recursos naturales y ambientales de Venezuela son atractivos de largo plazo que ofrecen garantías para la inversión local y exterior, privada y pública. Ayudar a solucionar los problemas internos de una nación a las que nos une la historia, la geografía y la ciudanía es una forma de servir al futuro de nuestra región y, por ese intermedio, también al interés nacional.   

Gonzalo García Núñez.
Economista y ex presidente del Consejo Nacional de la Magistratura.

0 comments on “Arepa a la noruega

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: