Nelson Shack Opinión

La colaboración interinstitucional como alternativa al caos

El auge de la crisis sanitaria originada por la pandemia impactó de manera muy profunda y en distintos ámbitos en la vida de las personas; con lamentables desenlaces desde su inicio hasta la actualidad y con efectos a largo plazo que cobrarán protagonismo en los próximos años al coincidir la coyuntura sanitaria con una mayor crisis económica y política, con muchos responsables de por medio.

Para el politólogo Alberto Vergara, “nuestro estado sufre de problemas de distinta naturaleza: de legitimidad, de diseños institucionales, de capacidad para hacer cumplir la ley, de alcance territorial, entre otros” (Ciudadanos sin República, 2019). Estas no son dificultades que tengan como origen únicamente a nuestra clase política, sino también a la tecnocracia pública.

En este escenario, pareciera no existir un trabajo articulado entre las instituciones, ni confianza democrática entre sus líderes; pues lamentablemente, la toma de decisiones –basada en evidencia– no es la regla, así como tampoco la planificación y la evaluación del impacto de las decisiones a mediano y largo plazo.

Un país se construye y funciona usando el camino institucional y sobre este es que deberíamos hacer especial énfasis. Por ello, considero oportuno compartir dos experiencias desde la Contraloría General de la República, que pueden servir para construir e impulsar las reformas que el Perú necesita.

En el 2019, el Tribunal Constitucional, a pesar de reconocer constitucionalmente la potestad sancionadora de esta Entidad, advirtió que el catálogo de las conductas infractoras era inconstitucional. Por lo que, si bien la Contraloría tenía –en teoría– dicha facultad, en la práctica no había conductas preestablecidas susceptibles de sancionar.

Ante esta situación, la Contraloría presentó una iniciativa legislativa ante el Congreso de la República e impulsó una estrategia institucional transparente de múltiples presentaciones y reuniones en el Parlamento y en los medios de comunicación. Varios congresistas apoyaron decididamente la iniciativa, siendo aprobada, luego de 2 años de arduo y constante esfuerzo, en junio de 2021 por unanimidad. Un trabajo conjunto y coordinado entre el Congreso y la Contraloría, que configuraron los aportes para perfeccionar el texto de la iniciativa legislativa hoy sancionada.

Es un aliciente señalar que este no es el único caso de trabajo interinstitucional de la Contraloría, pues algo similar ocurrió con la “Ley que establece medidas para el control concurrente”. El Congreso, considerando la evidencia, los beneficios y a pesar de existir actores en contra de su conformidad, aprobó por unanimidad dicha norma, evidenciando, una vez más, el resultado del trabajo conjunto entre instituciones.

En ambos casos, el valor principal radica en poner en práctica de manera activa y eficiente el principio de colaboración interinstitucional para luchar contra la corrupción y la inconducta funcional, así como dar uso a las herramientas dentro del aparato democrático, en este caso, entre el Congreso y la Contraloría.

Aun con lo dicho, la deuda institucional con los ciudadanos de nuestro país es todavía muy grande como para no entender que las entidades del Estado no son islas, sino que estas deben confluir para mejorar la calidad de vida de las peruanas y peruanos en todo el territorio nacional.

Así como las descritas precedentemente, existen también otras experiencias de coincidencias y trabajo conjunto para impulsar iniciativas, por ejemplo, una que ha cobrado protagonismo estos últimos meses y que debe lograr continuidad e institucionalidad, a través de la aprobación de una Ley, es el Consejo de Estado, espacio de coordinación que conduce el Presidente de la República y en el que participan los titulares de los poderes del Estado y los organismos constitucionalmente autónomos, donde se reflexiona y se toman decisiones sobre temas de relevancia nacional.

Recordemos que el Estado es imparable, puede hacerlo casi todo, si aprendemos a ponernos de acuerdo y a trabajar en equipo, en beneficio del país.

Nelson Shack. 
Contralor General de la República

0 comments on “La colaboración interinstitucional como alternativa al caos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: