Armando Borda Opinión

El Perú en su bicentenario: diálogo y concertación

En el presente contexto de celebración del Bicentenario de la independencia del Perú́, conmemoramos el inicio de la república y revisamos cómo ha avanzado en su trayectoria al día de hoy.

El Perú́ se encuentra hoy en unas circunstancias delicadas y complejas:

Circunstancias delicadas por la pandemia, que ha ocasionado más de dos millones de personas contagiadas del virus y cerca de doscientos mil compatriotas fallecidos y complejas, por la situación política, producto de unas elecciones muy reñidas, en las que pasaron a la segunda vuelta las dos primeras minorías, proclamándose finalmente ganador por el Jurado Nacional de Elecciones, al profesor Castillo por un margen no mayor de 40 mil votos sobre su oponente Fujimori.

Ambas candidaturas llegaron a la segunda vuelta electoral con casi el 50% de los votos emitidos.  Pero en el caso de Castillo el voto creció fundamentalmente por el anti fujimorismo y su contrincante logró lo mismo con el voto contra la izquierda radical marxista comunista.

Esta polarización electoral no se ha logrado superar, a pesar del discurso conciliador que tuvo Castillo el 28 de julio, en la toma de mando, el cual, sin embargo, se vino abajo con el nombramiento del gabinete Bellido por estar conformado por algunos ministros altamente cuestionados, incluyendo al propio primer ministro, quien no tiene una mayoritaria aceptación en la ciudadanía.

Uno de ellos, el excanciller Héctor Béjar que, por sus desatinadas e inaceptables declaraciones sobre la procedencia en el Perú, del terrorismo de sendero luminoso, se vio obligado a renunciar por la desaprobacióń de la opinión pública.

Este caso grave, como otros en cuestión, debe de llevar al gobierno a una seria reflexión sobre la importancia de presentar al Congreso de la República y al país, un gabinete conformado por personas solventes tanto por su capacidad como por su conducta y, de esa manera, facilitar el voto de confianza que el Congreso debe de darle para la gobernabilidad del país.

Usualmente el escenario político puede tener una composición de la izquierda a la derecha, pasando por el centro, que lo ideal es que sea el espacio más potente. El peligro surge cuando dicho escenario es ganado por posiciones extremas, tanto de derecha como de izquierda, generando con ello inestabilidad política y económica, las mismas que afectan el desenvolvimiento del país.

Esta inestabilidad termina afectando la institucionalidad, el estado de derecho, la democracia y sobre todo a los más pobres.

Es muy oportuno mirar lo que pasa en países de la región como Venezuela, Nicaragua, por un lado, o Brasil, que viven en esta difícil y dramática realidad: El experimento del socialismo del siglo XXI ha llevado a que más de cinco millones de venezolanos abandonen su país, por falta de trabajo y comida, lo mismo sucede en otros países donde también la libertad está constantemente amenazada. Lo mismo ha ocurrido con el experimento marxista cubano, que solo ha traído miseria, pobreza y sufrimiento para su pueblo.

Expresiones autoritarias como totalitarias tienen que desterrarse de nuestro medio, donde aparecen declaraciones de políticos del oficialismo que abiertamente desprecian el valor de la democracia y las instituciones, o hacen política fomentando el enfrentamiento entre peruanos u otros que tozudamente tienen estilos verticales y que abiertamente manifiestan ser dueños del partido.

Todos debemos pensar en el futuro del Perú́ que es de todos. Los políticos deben tener vocación de servicio en su desempeño como eje fundamental de su actuar.

El gobierno, el parlamento y la sociedad civil debe dialogar, concertar para lograr puntos de encuentro que permitirán generar confianza.

Trabajemos para fortalecer la democracia con justicia social y sin corrupción. Todo ello facilitará la gobernabilidad del país y será el mejor homenaje al Perú, Patria de todos, en nuestro bicentenario.

Armando Borda
Presidente del Instituto de Estudios Social Cristianos

0 comments on “El Perú en su bicentenario: diálogo y concertación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: