Martha Kaik Opinión

Identidad, valores y ciudadanos conscientes

“Nadie es una isla completo en sí mismo.
Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.
Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia. Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”

John Donne (1572-1631)

Este profundo poema lo descubrí al leer a Ernest Hemingway y, siendo aún una niña, me marcó de tal manera que se ha hecho evidente a lo largo de mi vida, lo he presentado en mis charlas, seminarios y talleres, y hoy toma más vigencia que nunca.

En los últimos meses, hemos venido experimentando como ciudadanos del Perú una “revolución” de identidad y valores que nos obliga a replantear quienes somos como individuos y como sociedad.

La pandemia desde su inicio, ante lo inesperado y sorpresivo nos puso en un contexto de unidad, humildad y solidaridad. Nos hizo comprender que somos interdependientes y nos afectamos los unos a los otros. Hemos vivido y seguimos experimentando muchos duelos; frente al miedo a la muerte, a la pérdida y la destrucción, como grupo, nos alineamos y solidarizamos, y poco a poco esto se ha ido diluyendo aflorando a la superficie lo que nos desune y divide azuzado por el contexto político que convenientemente está usando el miedo como herramienta de control.

Lo cierto es que somos seres individuales viviendo una experiencia colectiva. Si te detienes y lo piensas bien, te darás cuenta de la veracidad de esa afirmación. Tomar conciencia de este hecho es el inicio del cambio que nos puede liberar sin dejar de ser solidarios. Desde que nacemos nos “alimentamos” de los valores, creencias, conocimientos, tradiciones de la familia, clan, ciudad, país donde tuvimos “la suerte” de nacer, posteriormente a través de la educación y formación incorporamos no solo conocimientos, sino formas de resolver los problemas.  El libre albedrío (facultad innata de tomar decisiones libremente) también está condicionado por esta influencia.

Gran parte de los problemas por los que atravesamos es porque pensamos que nuestros valores son “mejores” que los de los otros y desde esta postura nos dividimos.

¿Cómo afrontar esta situación de caos y confusión, de superposición de lo individual frente a lo colectivo (plasmado de manera distorsionada por las orientaciones políticas)?

El primer paso es el tomar conciencia de tu posición y tu rol para el cambio. Convertirte en un ciudadano consciente:

  1. Analiza dónde te encuentras en este momento en relación a tu proyecto de vida
  2. Infórmate de fuentes confiables evita ser presa del miedo que genera el sensacionalismo y los sesgos de la información.
  3. Acepta la situación actual, individual y colectiva, acepta el cambio. Hazte cargo de lo que sí está bajo tu control. Desapégate de lo que no está bajo tu potestad.
  4. Enfócate en tus recursos y potencialidades, analizando tus oportunidades
  5. Practica el desapego de lo que fue/ tuviste y construye o reconstruye desde lo que permanece
  6. Se consecuente, vive en función de tus valores y principios

El segundo paso es poner en práctica la empatía y desde esa capacidad de  ponerte en el lugar del otro sin juzgar,  generar el cambio que esperas, deja de pre-ocuparte y ocúpate de lo que si puedes hacer.

“Se el cambio que quieres ver en el mundo” M. Gandhi

Martha Kaik.
Licenciatura en Psicología Clínica por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Terapeuta Cognitivo Conductual. Especialista en Atención a la Diversidad. Life Coach Certificada por ILC Academy (USA, 2021). Mindfulness Teacher Certificate, Dallas Y Center (USA, 2021). Afiliada a la APA-American Psychological Association desde 2016.

1 comment on “Identidad, valores y ciudadanos conscientes

  1. Gracias me encantó y seguro que lo pondré en práctica

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: