Columnas Hans-Peter Firbas Opinión

Austria y Alemania en grave crisis contra la libertad

Al igual que Alemania, Austria es uno de los países que se encuentra con una tasa de vacunación contra la COVID-19 muy por debajo del resto de Europa y del mundo. La razón es simple: ambos pueblos, a pesar de sus gobernantes, han crecido en todos sus rubros y se posicionan entre las naciones más desarrolladas en todo sentido por el alto nivel de educación y la libertad que reciben y gozan sus ciudadanos.

Austria tiene sólo 21 Premios Nobel, porque su población no sobrepasa los 9 millones de habitantes, mientras Alemania con 111 laureados, se ubica cuarto en el mundo y eso sin tomar en cuenta la cantidad de nacionalizados estadounidenses por razones políticas y religiosas. Estados Unidos, con 280 premios y revisemos solo algunos. Víctor Franz Hess 1936 física, Walter Kohn 1998 química, Eric Kandell 1929 medicina, Karl Landsteiner 1930 medicina, etc. y muchos más de ellos austriacos nacionalizados estadounidenses. Lo mismo con los alemanes: decenas de ellos han recibido el Nobel como ciudadanos de ese país.

Austria está entre los primeros en el ranking con mejor calidad de vida. Con un poco menos del 66%, la tasa de vacunación es una de las más bajas de Europa occidental, junto con la de Alemania. ¿Por qué sucede esto? Seres humanos inteligentes acostumbrados a la libertad, que saben realmente lo que sucede con esta manipulación mundial. Por eso son conscientes que no deben vacunarse y menos sus hijos usar mascarillas. Todos sus reclamos sustentados científicamente. Los que se han vacunado, según muchos estudios, lo han hecho por la coacción gubernamental para trabajar y moverse sin restricciones en su territorio.

Tal y como lo venimos informando hace varias semanas los pueblos de Alemania y Austria vienen protestando ordenadamente y de forma pacífica sábado tras sábado desde hace meses y meses contra las medidas adoptadas por sus gobiernos y por su estrategia sanitaria de lucha contra la COVID-19. Sus encargados alineados con la política internacional de los Iluminati.

Como sucede siempre en estos casos, la prensa internacional y local insisten en que partidos de la ultraderecha y los neonazis andan atrás de todos estos reclamos, lo que no tiene nada de cierto. El hecho de exigir libertad y autodeterminación sobre tu propio cuerpo y salud no tiene nada que ver con ideas fascistas o de otra índole. Estamos hablando simplemente de libertad. Eres el único dueño de tu cuerpo.

Pregunto, ¿en qué manifestación en el mundo organizada supuestamente por fascistas, neonazis o partidos de ultraderecha no hay violencia? Los únicos tres detenidos el sábado pasado en Austria, de los más de 50 000 protestantes, han sido tres jóvenes, quienes, frente a la policía, ejercieron su libertad de expresión al efectuar el saludo nazi. Si hay comunistas, socialistas ¿por qué no pueden existir neonazis, equivocados o no? Ese no es el tema.

Las agencias informan. Cerca de 50.000 personas se han manifestado el sábado pasado en diferentes ciudades de Austria para protestar por la implantación de la vacunación obligatoria, así como de medidas para el control del coronavirus. La más multitudinaria de estas concentraciones ha tenido lugar en Graz, capital del estado de Estiria, situado en el sureste del país, donde más de 30.000 personas se han reunido en la que es la segunda ciudad más poblada de Austria y han coreado cánticos como «Paz, Libertad. No a la dictadura».

Esta marcha, una de las más multitudinarias en Graz desde mediados del siglo pasado, se ha desarrollado de forma pacífica, si bien se han notificado más de 150 informes administrativos, en su mayoría por el no cumplimiento del uso obligatorio de mascarilla, apunta la cadena de televisión ORF.

Además de en Graz, las concentraciones se han producido en varias ciudades del país como Innsbruck, Sankt Polten, o Klagenfurt, donde en total se han reunido unas 10.500 personas y se han registrado episodios puntuales de tensión o enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes.

El Gobierno de Austria tiene la intención de introducir la obligatoriedad de la vacunación de cara al mes de febrero 2022 en base a un proyecto de Ley que se presentará a mediados de diciembre (que aún no ha sido aprobado por el congreso, como debe ser), recoge DPA. La incidencia acumulada en los últimos siete días ha disminuido ligeramente en Austria en las últimas jornadas, si bien es cierto que la tasa sigue siendo elevada y este sábado se han notificado 1.030 contagios por cada 100.000 habitantes.

ANSA, por ejemplo, narra que decenas de miles de austriacos se reunieron este fin de semana para protestar por la introducción de la vacunación obligatoria por parte del gobierno, el primer país de la UE en hacerlo, mientras que el canciller Alexander Schallenberg insistió en que la medida representa «una pequeña interferencia» a esas decisiones.

De esta forma, Austria y Alemania, al igual que Perú y muchas naciones más están frente a un gran dilema: elegir la libertad de ser vacunados sin coacciones ni amenazas o seguir las órdenes como buenas y obedientes ovejas. Ahora, ya comenzaron a lavarnos el cerebro con una nueva variante. No saben nada aún sobre la real efectividad de la vacuna contra las anteriores mutaciones y los primeros consejos de los amos del mundo es ‘vacunarse más veces, una tercera o cuarta dosis de refuerzo’ y frases similares, pero todas dirigidas a vender más dosis.

Quitarnos la libertad y a la vez seguir vendiéndonos basura venenosa nunca antes probada ni estudiada como manda la OMS. De a poquitos han ido soltando sus mentiras. ’Sólo te protegen seis meses las buenas y tres meses las vacunas chinas. Hay que ponerse el refuerzo.’ Ya basta de seguir mintiendo. Dios perdónalos, porque no saben lo que lo hacen y menos lo que dicen. Las Fábulas de Esopo son mejor lectura y qué decir de los milenarios cuentos chinos.

Hans Firbas
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa SIP.

0 comments on “Austria y Alemania en grave crisis contra la libertad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: