Columnas Mario Cabani Opinión

Hablemos de Salud: Múltiple Vacunación

Desde 1858, cuando Louis Pasteur creó la vacuna contra la rabia, el mundo cambió su forma de ver las enfermedades infecto contagiosas.

El ejemplo más claro fue la erradicación de la viruela a nivel mundial decretado por la OMS en 1980 después de transcurridos 3 años del último caso reportado de viruela en África. Fue la vacunación masiva a toda la población mundial lo que hizo posible esta hazaña de la ciencia y de la conciencia de salud pública en todos los países del orbe.

Epidemias como la viruela, la peste bubónica, el cólera y a finales del siglo pasado el virus de la influenza, entre muchos otros casos, nos hace recordar que el planeta no estará nunca libre de tener epidemias y actualmente la pandemia del coronavirus SARS COV-2.

Las vacunas han disminuido el riesgo de epidemias a nivel global y la OMS está atenta a nuevos brotes que aparecen en diferentes momentos, de diferentes enfermedades, incluyendo aquellos zoonóticos, o sea, con intervención de hospederos animales y sus recombinaciones, aunque no entiendo cómo los antivacunas niegan dichas verdades.

Tampoco entiendo por qué el gobierno no está aprovechando para inmunizar a los escolares en forma paralela con las otras vacunas existentes para niños. El costo de los vacunatorios de emergencia bien debería aprovecharse para la inmunización, por ejemplo, de la influenza que también ataca a los menores de edad y a los de tercera edad y/o con comorbilidades, más aún, sabiendo que se avecina la temporada invernal.

Varios tipos de vacunas pueden ser aplicadas en un mismo momento y esto no está siendo tomado en cuenta por nuestras autoridades. Peor aún, se están desmantelando los vacunatorios de emergencia sin aprovechar dicha oportunidad. Prevenir enfermedades debería ser más importante que construir hospitales.

Perdemos la oportunidad de vacunar a los pacientes de la tercera edad contra el neumococo y el virus de la influenza, a las niñas contra el virus del papiloma humano y poder reducir a futuro el cáncer de cuello uterino así como a los niños de secundaria y personal de salud del virus de la hepatitis B. Claro está, si no son aplicadas las vacunas en un mismo momento, las reacciones inmunológicas creadas por una de ellas bloqueará el efecto de otra colocada a destiempo al menos por unas semanas, perdiendo la gran oportunidad de cumplir y sobrepasar los lineamientos del plan nacional de vacunaciones del MINSA, muy mal cubierto en esta pandemia.

Siempre se resume todo a gestión y gestión en salud pública no debería ser más que la toma de decisiones con mucho amor en beneficio de la población, sin tintes políticos ni negociados bajo la mesa donde el diezmo y la corrupción serían parte de las decisiones.

Mario Cabani
Médico, gestor en proyectos de innovación y bienestar social, graduado como médico cirujano en la Universidad Nacional de San Marcos. Realizó estudios de postgrado en el Hospital Universitario Pedro Ernesto entre 1991- 1993 en Cirugía General y 1993 – 1996 en cirugía plástica con certificado por la Universidad Estatal de Rio de Janeiro, Brasil. Fundador y gerente general de empresas dedicadas a salud, agricultura y construcción, así como de Organizaciones sin Fines de Lucro con convenios nacionales e internacionales para la atención gratuita de pacientes desfigurados y el mejoramiento genético de embriones vacunos.

0 comments on “Hablemos de Salud: Múltiple Vacunación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: