Columnas Luis Otoya Trelles Opinión

El tiempo nos dará la razón, pero no servirá para nada

La posibilidad que el lunes pasado Pedro Castillo pudiera ser vacado hizo temblar a todos aquellos que no están dispuestos a soltar la mamadera.

Los afectados se manifestaron por diferentes frentes. Sagasti, quien para muchos ha sido uno de los responsables de avalar el proceso electoral que impuso a Castillo y que una vez proclamado lo apadrinó, fue el primero en salir apurado a proponer juntar firmas para convocar a elecciones generales ante el temor de ver que este gobierno se cae de podrido.

Justo el día que se votaría en el Congreso la moción de vacancia, el Ministerio Público y la Policía, en una acción “oportuna”, allanaron once viviendas con orden de detención preliminar para Zamir Villaverde y otros presuntos involucrados, entre los que se encuentran Bruno Pacheco y los sobrinos de Pedro Castillo, los que aún no han sido ubicados.

Paralelamente la Cancillería montó un show con los representantes de la OEA, para que vinieran a nuestro país como “veedores” del proceso de vacancia, quienes tuvieron que conformarse con ver el debate sólo por televisión en un edificio contiguo al palacio legislativo.

Otra controvertida decisión del gobierno ha sido otorgar un bono que beneficiaría especialmente a los fiscales que deben investigar casos en los que podrían estar involucrados importantes funcionarios del gobierno, lo cual pone en tela de juicio sus decisiones. El Ministerio Público, tiene sólo dos fiscales supremos, ambos ex Fiscales de la Nación, lo que parece sólo una rotación del poder en manos de funcionarios muy cuestionados cuando les tocó desempeñar el cargo.  

Millones de peruanos votaron por alguien que ha dicho que llegó para APRENDER, no sabemos qué, pero por los indicios de corrupción en su gobierno, parece que algunos de sus funcionarios habrían desarrollado rápidamente habilidades especiales que lo podrían involucrar en delitos que, en caso sean comprobados, la justicia los podría APREHENDER.

Esto nos hace dudar sobre la integridad moral y honestidad del gobernante. Si bien es cierto viene siendo investigado por los órganos de justicia, por esto no podemos descalificar y culpar al Congreso por estar cumpliendo su función de fiscalización. La percepción que algunos tenemos es que el resultado de la confrontación entre el ejecutivo y el legislativo es permanente, pero, por la inacción de la justicia, Pedro Castillo se mantiene inamovible.

Nos preguntamos ¿Por qué Karelim López mentiría sobre el inquilino de palacio? Lo que hasta ahora ha declarado a la Fiscalía, la aspirante a colaborador eficaz, se viene ratificando sobre los “niños” en el Congreso, Bruno Pacheco, los sobrinísimos, las supuestas licitaciones amañadas en el MTC y Petro Perú, etc.

A pesar que el rio suena, las piedras que trae sólo sirven para lanzarlas a quien se oponga el gobierno. Se sabía, desde antes, que la oposición no obtendría los 87 votos. La votación sólo ha servido para confirmar que Acción Popular y Alianza Para El Progreso, son desorganizaciones políticas que forman parte del oficialismo. ¿Quiénes están mal? Los partidos que, desde la oposición con sus votos en minoría, defienden nuestras libertades y derechos o el oficialismo que, con su mayoría aplastante, blindan la corrupción, la ineptitud y las mentiras en este gobierno. Mas bien deberíamos felicitar, en vez de culpar, a los 55 congresistas patriotas en Fuerza Popular, Avanza País, Renovación Popular y las conciencias libres de otros partidos, quienes con coherencia nos han demostrado que defienden sus principios y la democracia. No nos equivocamos al votar por ellos.

Pedro Castillo ha cumplido ocho meses promoviendo la lucha de clases y por la ineptitud demostrada su “mayor logro” ha sido que los peruanos, ganando lo mismo, compremos menos y nos odiemos más.

Pedro Castillo no puede seguir gobernando como lo viene haciendo hasta ahora porque terminaría destruyendo el Perú. Los peruanos no podemos seguir comportándonos como pasivos espectadores porque quedará en nuestra conciencia haber sido cómplices con el peor gobierno de la historia del Perú.

Pedro Castillo ahora ya no tiene excusas, ni puede seguir victimizándose. Gobierna con 74 votos en el Congreso. Tiene el poder en sus manos y todo a su favor para demostrar que puede hacer un extraordinario gobierno…si no lo hace, que se mire al espejo y señale al culpable.

Luis Otoya Trelles
Comunicador con 42 años en la publicidad y el marketing. Columnista de VOX POPULI y DIARIO EXPRESO. He sido: Director de la APAP, Director de United Way International Perú, Presidente del Tribunal de Ética de la SNRTV, Presidente y fundador del Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria (CONAR). Director Divisiones Menores de Alianza Lima. Soy una persona libre que persigo mi sueño de contribuir con mi país, He decidido participar activamente en política asumiendo el riesgo de terminar frustrado y salir chamuscado en el intento.

0 comments on “El tiempo nos dará la razón, pero no servirá para nada

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: