Hace algunas horas llegué a Chacas un maravilloso pueblo enclavado en el corazón del Callejón de Conchucos, en el departamento de Ancash, para lo cual se debe atravesar el túnel que hace pocos años se construyó en la Punta Olímpica a casi 5,000 mts. de altura y surgieron en mí sentimientos encontrados.

En primer lugar rendirme ante la majestuosidad de nuestros paisajes, la imponencia de las montañas y los nevados, el celeste intenso del cielo, los campos y bosques, en fin todo lo que naturaleza nos brinda.

Y todo esto en contraste con el desastre de la accesibilidad. Una tristeza ver una carretera hecha una calamidad, con tramos llenos de piedras y polvo, y otros con kilómetros de huecos, con el consiguiente riesgo de accidentes y alguna otra situación no deseada.

Y ¿dónde está la autoridad?. ¿Dónde está el presupuesto que deja el canon minero?. ¿Dónde se invierte lo que deja la vasta actividad turística de la región?. ¿Quién asume el liderazgo y resuelve los problemas?.

La propia llegada a Huaraz parece un campo dinamitado. ¿Qué les podemos pedir a los habitantes, si las autoridades no hacen nada?

Estamos a escasas 3 semanas del proceso en el que se elegirán a los Gobiernos Regionales, Provinciales y Distritales, a lo largo de todo nuestro país y no se me viene una expresión más adecuada que la que el genial Ricardo Gareca manifestaba cuando se requería que los jugadores encuentren el equilibrio, la calma y la inteligencia para manejar un resultado: ¡PENSÁ!

Y es lo mismo que, desde mi modesta columna, les diría a los electores de nuestra golpeada patria: ¡PENSÁ!

¡PENSÁ! porque nuestro país no puede seguirse equivocando eligiendo autoridades incompetentes, que llegan al poder sin saber qué hacer, sin tener propuestas coherentes, sin saber ejecutar, sin la capacidad de convocar y liderar equipos, con los mejores, para cada puesto.

¡PENSÁ! por que ya no podemos seguir eligiendo a personas corruptas, que solo buscan ganar una elección para sacar provecho personal, llenarse los bolsillos, corromper todo el sistema, favoreciendo familiares, amigos y a cuantos estén dispuestos a delinquir, valiéndose de su posición de autoridad.

¡PENSÁ! porque el descontento social va en aumento y si es que no hay un cambio radical en los gobiernos, esto se puede volver en una anarquía, que puede terminar en derramamientos de sangre en las calles.

¡PENSÁ! porque nuestro querido Perú tiene todo para ser un país desarrollado y no puede seguir dejando pasar años, lustros y décadas, rezagándonos y desperdiciando oportunidades.

¡PENSÁ! porque después de 200 años de vida republicana, de 300 años de historia virreinal, de cientos de años de nuestro imperio incaico y miles de nuestras culturas preincas, debemos llegar a la madurez como Nación y convertirnos en una potencia.

¡PENSÁ! Porque nuestros hijos no merecen ver cómo todo se destruye y cómo vivimos enfrentados entre peruanos, sin tolerancia, sin armonía, sin búsqueda de un proyecto común.

¡PENSÁ! Porque queremos que nuestro país sea más fraterno, justo y reconciliado.

Guillermo Ackermann Menacho
Desde hace más de cuatro décadas me desempeño como gestor en el campo de las comunicaciones, marketing y responsabilidad social, tanto en empresas del mundo corporativo, instituciones con fines sociales, medios de comunicación, radios, televisión, digitales, así como en la producción de contenidos audiovisuales, publicidad, documentales, videos institucionales y diversos programas. He sido productor ejecutivo de material producido en 24 países. Desde mi juventud he participado en diversas iniciativas sociales, deportivas y religiosas, como promotor y voluntario. Soy un convencido que este mundo se puede cambiar si cada uno pone su granito de arena y, en lo que hago, trato de poner el mío.

0 comments on “Pensá

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: