Columnas Fernando Cillóniz

«El profesional se ve en el campo»

El titular de este artículo se lo debo a Nelson, un ingeniero egresado de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica; conocida también como la UNICA. Pero lo tomo como propio. Estoy 100% de acuerdo con él.

Traigo el tema a colación por la metida de pata que tuve dentro del marco del reciente foro de Perú Sostenible, donde participé como panelista en el bloque denominado “Construyendo Instituciones Sólidas”.

¿Qué pasó? Pues metí la pata. Al final de mi intervención dije que – dada la corrupción enquistada en la UNICA – yo, personalmente, no contrataría a egresados de dicha casa de estudios. Y lo mismo dije respecto de otras universidades: La Vallejo, La San Juan Bautista, etc. ¡Error! ¡Craso error! Las instituciones – como las empresas – no son corruptas. Corruptas son las personas… algunas personas: funcionarios, empresarios, ciudadanos, etc.

La corrupción – que de hecho existe en la UNICA – no tiene porqué manchar a toda la comunidad universitaria. Efectivamente, en el Gobierno Regional de Ica – en el período 2015 / 2018 – trabajé con excelentes médicos, ingenieros, comunicadores, abogados, economistas, etc. muchos egresados de la Universidad San Luis Gonzaga de Ica. No sólo eso, en el ámbito empresarial privado también trabajé – y sigo trabajando – con excelentes profesionales egresados de la UNICA… Alma Mater de muchos iqueños y peruanos de reconocida capacidad moral y profesional. Pero ello – repito – pido disculpas por mi metida de pata.

Ahora bien, como a muchos les consta – a raíz de mi experiencia en el Gobierno Regional de Ica – mi tema prioritario es “la corrupción” en las instituciones del Estado. Los que me conocen, saben cómo actúo y pienso al respecto. Yo creo sincera y firmemente que la corrupción en el Estado es la causa de prácticamente todos los males que padecemos los peruanos. Yo creo que los pésimos servicios de salud pública, la mala educación estatal, los malos servicios de agua potable, la basura en calles y plazas, la inseguridad ciudadana, la inseguridad jurídica, la mala infraestructura, etc. etc. etc. se deben principalmente a la corrupción en el Estado. Mejor dicho, a aquellos funcionarios corruptos que abundan en el Estado. Y que – lamentablemente – no son pocos. ¡Son una peste! Me refiero a presidentes, ministros, congresistas, policías y militares, gobernadores y consejeros, alcaldes y regidores, jueces y fiscales… incluso, rectores y autoridades universitarias, directores escolares, maestros, médicos y enfermeras, etc. etc. etc.

Sin embargo, así como sostengo que la corrupción en el Estado es la madre del cordero, siempre he dicho que el Perú es maravilloso, en el sentido de que, ahí donde está la corrupción, está también la integridad. ¡Mis respetos pues, a aquellos peruanos íntegros que están por todos lados! Sobre todo, a los que están en el Estado.

Está claro que mi lucha contra la corrupción – y concretamente, contra la corrupción en algunas universidades – debe ser más precisa y objetiva. Las generalizaciones siempre resultan odiosas. En ese sentido, quisiera referirme al post publicado en el Facebook de Nelson – aquel ingeniero egresado de la UNICA – y el comentario de otro ingeniero, compañero suyo, respecto de mis desacertadas expresiones en el foro de Perú Sostenible.

“Te respaldo mi estimado Nelson” … le comenta este ingeniero de la UNICA a su compañero de estudios. Y continúa … “pero perteneciendo a la misma facultad que la tuya, y sabiendo del comercio de tesis que hay en nuestra facultad (y conociendo cómo son en gran parte y con quiénes andaron para que la tesis se te cobre menos y pase sin muchos aspavientos), de la repartija de horarios y cómo es la mecánica para poder subsistir, (y / o aprobar cursos) en los 5 años que estudiamos ahí lastimosamente, pues ese estigma quedará de por sí (multipliquemos eso por las demás facultades) …”. Ya pues… ¡a buen entendedor, pocas palabras! ¡Claro que hay corrupción en la UNICA!

Además – como siempre ocurre en estos casos – después de mi metida de pata en el foro en mención, recibí varias llamadas de amigos y conocidos egresados de la UNICA, para contarme acerca del drama que vivieron al interior de la universidad, cuando fueron estudiantes. Básicamente, me contaron acerca de los diversos tipos de chantajes y cobros indebidos de parte de docentes corruptos de la UNICA, tanto para aprobar cursos, como para asesorar y aprobar tesis de grado académicos.

O sea… ¡qué quieren que les diga! Los propios egresados lo comentan entre sí. Entonces pregunto: ¿hay – o no – corrupción de la brava en la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica? ¿Hay – o no – cobros sistemáticos indebidos por aprobación de cursos y / o por asesorías de tesis? ¡No me vengan con cuentos! ¡Claro que hay corrupción – y de la brava – en la UNICA!

“El profesional se ve en el campo”. ¡100 % de acuerdo, mi estimado Nelson! Pero el desenmascaramiento de la corrupción, también se ve en el campo. ¡No a la corrupción en el Estado! ¡No a la corrupción en algunas universidades peruanas! ¡No a la corrupción en la UNICA!

Y ¡mis respetos a los buenos funcionarios, docentes, estudiantes y egresados de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica! que también los hay.

Fernando Cillóniz. 
Culminó sus estudios de Ingeniería Económica en la Universidad Nacional de Ingeniería (Perú). Estudió un MBA en Escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania. Ha sido director del Banco Internacional y miembro del Consejo Consultivo del Diario El Comercio. Fue ex regidor de Ica.

0 comments on “«El profesional se ve en el campo»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: